Sistema colapsado

Compartir

Los inconvenientes registrados en los últimos días con el servicio de energía eléctrica se debieron a la fuerte ola de calor que se registró en la zona de Neuquén y en el Alto Valle.

Esto produjo una saturación en los sistemas de transporte nacionales, por lo cual la Compañía que administra el mercado eléctrico mayorista se vio en la necesidad de producir restricciones en la energía que se utiliza en la región, según señalaron desde EdERSA en referencias a los cortes de luz que se registraron en el Alto Valle.

En función de esta orden se realizaron ayer cortes de servicio rotativos por barrios, con duración del orden de una hora y media a no más de dos, fundamentalmente en las ciudades más grandes de Río Negro. Esta medida se repetirá también durante la jornada de hoy.

En la noche de ayer se agregó a esta compleja situación la tormenta de viento y lluvia que se desató, impactando sobre todo en Cipolletti y Allen, en menor medida en General Roca. Hoy la situación podría tornarse similar a la registrada ayer. Las altas temperaturas no cesan y ya entró en vigencia (desde las 10:30 de la mañana) la orden del despacho nacional para comenzar con las restricciones en diferentes puntos del Alto Valle.

En Villa Regina, para el caso, se requirió primero sacar de servicio Ingeniero Huergo y luego hacer lo propio con sectores urbanos y rurales de Mainqué. En las próximas horas le tocará a la zona de chacras de Chichinales y Villa Regina.

Estos cortes rotativos se desarrollarán durante buena parte de la tarde, durarán alrededor de una hora y media cada uno y siempre tendrán como objetivo afectar la menor cantidad de usuarios posibles.

LEER  PASO: cómo será el protocolo sanitario en Río Negro

Para Cipolletti, el Despacho de Cargas que funciona en la Central Térmica Alto Valle instruyó a EdERSA para que realice una restricción de emergencia debido al alto consumo registrado tanto en la zona como a nivel nacional. El plan de contingencia comenzó a las 11:00 con la salida de servicio de los sectores aledaños a la calle San Luis, Rivadavia, Mariano Moreno, Ferri; barrios Pichinahuel, Arévalo, El Trabajo, y 300 y 400 viviendas. La metodología será la misma: cortes rotativos de una hora y media aproximadamente, y a  medida que se saque un sector de servicio, se restablecerá otro.

En Cipolletti y Fernández Oro, desde la madrugada, trabajan sin descanso siete equipos de operarios con móviles livianos y pesados. La tormenta provocó daños en tres alimentadores (caída de ramas y grandes álamos), que ya fueron reparados. Se esperaba el permiso del sistema nacional para poder energizarlos, pero comenzó a regir la restricción antes señalada.

En General Roca, también se espera que emitan la orden de restricción en las próximas horas, y se aguarda la información oficial para saber acerca de los sectores que serán afectados. En esta ciudad la acumulación de calor en los equipos también generó muchas complicaciones. Para el caso, en zona de Stefenelli y en sectores del norte de la localidad se dañaron dos cables subterráneos de alta tensión. En Stefenelli los operarios de EdERSA ya realizaron el reemplazo de dicho conductor, una tarea que demandó varias horas. También trabajan en la sustitución del cable que alimenta a la zona norte (Ciudad Judicial, barrios Tiro Federal y Nuevo, y sectores aledaños), donde se buscó llevar energía “anillando” el sistema con otros alimentadores.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − uno =