Docentes argentinos lideran el ranking de ausentismo

Compartir

Un estudio de la Universidad de Belgrano reveló que el ausentismo de los maestros es 59 veces mayor que el de Corea del Sur, país que se ubica ultimo.

 

Según una publicación de un importante medio de Capital Federal, luego de darse a conocer los primeros resultados de la prueba nacional de evaluación   Aprender 2016, en donde el 80% de los rectores escolares aseguraba tener conflictos con el ausentismo docente, quedó en evidencia la crisis educativa que vive el país.

Luego de que Argentina fuera excluida de las pruebas del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) en 2016 y del paro docente que afecta el inicio de clases de miles de chicos en todo el país, esta crisis educacional que atraviesa el país pareciera no tener freno.

Un estudio del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA)  de la Universidad de Belgrano en base a los resultados de las últimas pruebas PISA, indicó el alto y preocupante nivel de ausentismo escolar que se vive en todo el país. Respecto a los docentes, si se lo compara a nivel regional, es 1,7 veces mayor que el de Brasil y 2,3 veces mayor que el de Chile. A nivel mundial, 3,5 veces mayor que el de México; 3,7 veces mayor que el de Perú, y 59 veces mayor que el de Corea del Sur. Esta situación incide en forma negativa en el conocimiento de los alumnos, sobre todo de nivel primario.

En cuanto a los estudiantes en Argentina, el 59% de los alumnos de 15 años de edad faltó al menos una vez en un período de dos semanas. Para compararlo con otros países, en China solo ocurre en un 4%. En Chile, el 8%; mientras que en Perú y Brasil el 16% y 22%, respectivamente.

En la década del 90, Argentina ocupaba el segundo lugar después de Cuba en lo que al ausentismo respecta, según evaluaciones de la UNESCO. En la última evolución que se hizo, en el 2013 descendió al noveno lugar.

No haber participado en las últimas pruebas PISA es un retroceso político y educacional. Argentina estaba en las pruebas PISA desde sus inicios y los resultados siempre fueron importantes para el rendimiento educativo y académico. Tenía la información y se ubicaba en un contexto mundial.

Algunos profesionales en la materia aconsejan que lo que hay que hacer es que se sepan en cada escuela los números de ausentismo con los que se trabajan y que puedan hacerse públicos. Que los padres tengan la información suficiente para saber a qué tipo de escuela están mandando a sus hijos. Transparentar la información. Sería un primer gran paso para comenzar a revertir la crisis.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios