Compartir

La jueza Sonia Martín dispuso  el procesamiento de Rubén  López como autor de los delitos de “abuso sexual, lesiones y amenazas”.

 

 

El hecho tuvo como víctima a una joven que trabajó en el domicilio de López en Cipolletti entre agosto y octubre de 2016.

La víctima, en su denuncia, relató que el 18 de octubre a las 14:00 hs el imputado López la sorprendió en la cocina mientras ella se encontraba de espaldas a la puerta. En ese contexto la manoseó y como ella intentó sacárselo de encima mediante un empujón, López la agarró de los brazos y la zamarreó, tras lo cual la amenazó diciéndole que la iban a encontrar en la sierra con un tiro en la cabeza.

Después de esa situación “(López) le manoteó la campera cuando se la estaba poniendo y la tiró afuera, llovía, le sacó las llaves de la casa, y también quiso manotearle la mochila y tirarla, con lo que se produjo otro forcejeo porque ahí tenía la computadora”, declaró la víctima.

LEER  Prorrogan hasta el 24 de mayo la licencia de los legislativos por el Coronavirus

Una vez en la calle, la joven se comunicó con un familiar y luego se trasladó hasta su casa. Habló con su madre sobre lo sucedido y se dirigió al hospital.

La médica que la atendió  sostuvo que la víctima presentaba “hematoma en hombro izquierdo y escoriaciones y tumefacción en ambas muñecas, sin lesiones óseas visibles”. Además indicó que conforme a lo señalado en el certificado, “la joven tenía como arañazos y la muñeca hinchada  y enrojecida”, como si hubiera habido un tironeo. Excluyó la posibilidad de que las lesiones  se debieran a golpes recibidos en la práctica de Taekwon – Do, ya que la víctima afirmó que practica ese deporte.

El informe psicológico descarta que la víctima presente tendencia a la manipulación o simulación. Tampoco tiene tendencia a la mendacidad.

Sobre la base de la prueba testimonial y científica, la jueza Sonia Martín – titular del Juzgado N°2 de Cipolletti –  fundó su resolución.

Comentarios