Un vagón de campaña

Compartir

El sábado llegó a Jacobacci un vagón cargado con chapas, módulos alimentarios, frazadas y colchones que serían destinados a la campaña electoral.

 

La campaña electoral con vistas a las elecciones legislativas del próximo domingo en Jacobacci tomó un giro inesperado. La llega de distintos elementos que fueron a parar al destinatario equivocado, le puso un poco más de “pimienta” a una campaña electoral que, a priori, se presentaba como tranquila, pero que con el correr de los días se fue ensuciando con agravios, agresiones, descalificaciones y distribución de distintos beneficios.

El domingo el Frente para la Victoria, la Unión Cívica Radical y Juntos Somos Rio Negro competirán por las dos bancas que se renuevan en el Concejo Deliberante y por 15 cupos de Convencionales Constituyentes que serán los encargados de modernizar la Carta Orgánica Municipal. En años anteriores, esta “elección de medio término” no había generado demasiado despliegue, como si lo habían hecho las elecciones para intendente, gobernador o presidente. Pero en esta oportunidad la situación cambió el interés de las distintas fuerzas políticas pareciera no tener límites para captar el voto de los casi 6000 jacobaccinos que irán a las urnas.

Durante la mañana del sábado se escribió una nueva página en el libro de esta contienda electoral con el arribo de un vagón cargado con 100 chapas de zinc, 50 colchones, 150 módulos de alimentos y 20 paquetes de frazadas. Con anterioridad a la llegada del tren desde Viedma, desde la empresa ferroviaria avisaron al municipio local para que concurra a “buscar unos bultos” que enviaba el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. “El viernes le avisaron al secretario de servicios –Carlos Quisle- que envíe un vehículo y personal para retirar los bultos. El sábado fueron a la hora de llegada del tren, cargaron las cosas y las llevaron a la Escuela Hogar. El remito decía Jacobacci y la guía de encomienda a aclaraba que eran para Carlos Toro” detallaron fuentes del municipio.

Fuentes vinculadas al Tren Patagónico informaron a este medio que minutos después personal del Centro Administrativo Provincial llegó a la estación en busca de la mercadería y allí le informaron sobre la entrega al municipio. Las mismas fuentes agregaron que a partir de allí comenzaron las llamadas de distintos funcionarios provinciales pidiéndoles a los trabajadores del municipio las cosas, ya que Toro se encontraba en un acto en el CET 26 y al salir viajó a un paraje cercano.

Ayer, en declaraciones a este medio, el intendente de Jacobacci manifestó su malestar ante el accionar de algunos funcionarios locales y provinciales Juntos Somos Río Negro, al señalar que “esto es parte de una campaña sucia en la que algunos dirigentes locales que vienen mintiéndoles a la gente y diciéndoles que son parte de la nueva política, buscan  jugar con la necesidad de la gente.  Al menos hubieran esperado hasta el próximo lunes” señaló.

Toro agrego que no es intención del municipio quedarse con los elementos ya que “no nos pertenecen… Son de los vecinos que los deben estar esperando porque los necesitan. Por eso se los vamos a entregar del Centro Administrativo a través de un acta para que lleguen a los beneficiarios”.

El intendente resaltó la buena relación que tiene con el gobernador Alberto Weretilneck y con distintos funcionarios del gobierno provincial de los ministerios de Obras Públicas, Educación, etc. y lamentó el hecho al señalar que “estoy seguro que el gobernador no sabe esto que hacen los referentes que tiene en Jacobacci en complicidad con algunos funcionarios. Debería tomar medidas” añadió.

Los elementos que están en poder del municipio, habrían sido solicitados hace pocos días desde el Centro Administrativo Provincial para asistir a vecinos de un barrio carenciado de Jacobacci. Este medio intentó conseguir la palabra de algunos de los máximos referentes del Centro Administrativo pero afirmaron que “por el momento” no iban a hacer declaraciones.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios