“La deuda de Río Negro es una bomba de tiempo”

Compartir

El presidente del Frente Grande, Julio Accavallo señaló que la situación financiera de la provincia es “grave” y afirmó que el gobierno de Weretilneck coloca deuda para cancelar deuda y afrontar el pago de los sueldos.

 

En este sentido el dirigente frentista detalló que el gobierno de Río Negro anunció que colocará  un bono de $3.000 millones para postergar pagos de vencimientos de Letras del Tesoro de los próximos meses y así oxigenar las arcas provinciales de cara al pago de aguinaldos y en las cercanías de las elecciones de octubre. Río Negro emitió el año pasado más de 2.000 millones en Letras y sus pagos se van cumpliendo durante este ejercicio. Además, la provincia sumó otras colocaciones en los primeros meses del 2017. Los títulos por colocar deberán pagarse entre el 2020 y el 2022, es decir, dentro de tres a cinco años. De esta manera, esos compromisos de cancelación quedarán para la próxima gestión provincial.

Agregó que el secretario de Hacienda, Eduardo Bacci, confirmó esta colocación rionegrina y dijo que la postergación de los vencimientos facilitará “el flujo de repago” de la deuda y “oxigena financieramente” a la provincia para las obligaciones salariales. “Hoy el gobierno rionegrino sale a tomar deuda para pagar deuda, lo que nos preguntamos es de donde va a sacar los recursos para afrontar el pago de los 580 millones de dólares que pretende tomar con el Plan Castello, si actualmente no puede pagar los vencimientos de las Letras y los sueldos de los empleados estatales”.

El dirigente frentista agregó “esta situación financiera en la que nos metió el gobernador Weretilneck no solo compromete su gestión sino el futuro de todos los rionegrinos. Es una bomba que va quemando la mecha de a poco y la única forma de evitar la explosión es acrecentar día a día el endeudamiento del Estado”.

“El problema surge si el circuito deja de funcionar ya sea porque al Gobierno se le complica seguir obteniendo financiamiento  o, sobre todo, si aquellos que antes venían a comprar esos bonos deciden mayoritariamente retirar ganancias y partir” afirmó Accavallo.

Agregó que “es una dinámica que la Argentina experimentó en reiteradas oportunidades. La última fue con el menemismo y con el gobierno de la Alianza, que un día celebró el blindaje del FMI y menos de un año después debió partir en helicóptero jaqueado por el riesgo país” planteó el presidente del Frente Grande.

“Lamentablemente esta política es alentada por el Gobierno Nacional que ha utilizado la emisión de deuda como el único mecanismo para atender los efectos de la megadevaluación, la baja de las retenciones, la caída del consumo y la producción. A nivel provincial Weretilneck profundiza el modelo nacional y deja una bomba de tiempo  al llevar la actual deuda de 437 millones a 1.017 millones de dólares con los riesgos de explosión económica y social que conlleva esta situación” finalizó Accavallo

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios