Pasajeros de una nueva pesadilla

Compartir

Otra vez pobladores de la Región Sur tuvieron que vivir una verdadera odisea en un viaje en micro. Esta vez fue en la empresa Algarrobal. Este tipo de situaciones se registra desde hace un largo tiempo en las distintas empresas que recorren la zona sin que los organismos competentes intervengan.

Un nuevo episodio con un micro de pasajeros que se quedo varado en la ruta, genero malestar e impotencia en usuarios de la Región Sur. Un viaje que en situaciones normales demanda un poco más de cuatro horas, se transformó en un calvario de unas diez horas.

Como lo hace habitualmente, hoy a las 5, un interno de la empresa Algarrobal partió con numerosos pasajeros desde la estación bimodal de Jacobacci hacia Bariloche. El viaje parecía normal, hasta inesperadamente el micro no pudo continuar. Un problema en el sistema de frenos impidió que llegara a Comallo. A partir de allí, los pasajeros vivieron una verdadera odisea.

Según narró la jacobaccina Daniela Coutinho, luego de que el micro se quedara y debido a que corrían  los minutos y pasaba ningún vehículo por la ruta, el chofer decidió caminar hasta Comallo, localidad distante a unos 20 kilómetros del lugar. “Nos quedamos a las 7. Hacía mucho frío y la calefacción del micro no calentaba. Me dolían las rodillas, las manos, los pies…. recién a las  A las 10 de la mañana el sol comenzó a calentar un poco. Una hora y media más tarde micro de Las Grutas que se dirigía desde Bariloche a Jacobacci paro y el chofer  nos dieron café y alfajores” detalló la mujer.

Agregó que alrededor de las 12 una trafic de Comallo llegó al lugar. “Nos subimos y tuvimos que acomodarnos como sea con los bolsos y lo que llevaba cada uno y así llegaron a Comallo a las 13. En Comallo nos subimos a otro micro y partimos hacia Bariloche, ciudad a la que llegamos a las 15”.

Coutinho calificó al estado de la ruta como “un desastre” y remarcó los contantes problemas mecánicos que afectan a las unidades de las distintas empresas de micros, perjudicando a los pasajeros. “Es el tercer viaje que hago y el micro se queda en la ruta. Esta vez fueron los frenos…en un viaje anterior el alternador. Los colectivos ya no dan más y los usuarios estamos cansados. Pagamos un boleto y queremos llegar a destino en tiempo y forma. No vamos a pasear… muchos vamos al médico”  resaltó indignada.

Pidió a quien corresponda que realicen controles a las empresas para que los usuarios de la Región Sur puedan viajar sin tener que vivir este tipo de situaciones ya que en los últimos meses unidades de las distintas empresas de micros de pasajeros que recorren la zona se han quedado varadas por problemas mecánicos, en los neumáticos y eléctricos, poniendo en riesgo la integridad de los pasajeros.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios