Compartir

Ayer, el gobernador Alberto Weretilneck afirmó en Jacobacci que debido a la complicada situación financiera de la provincia “hubo que utilizar los fondos para pagar sueldos y aguinaldos”

El gobernador Alberto Weretilneck afirmó ayer en el marco de su visita a Jacobacci que el pago de los salarios y aguinaldos a los trabajadores estatales “generó un estrés muy fuerte” en las finanzas de la provincia, situación que llevo a discontinuar el pago a los prestadores de servicios, entre ellos el Ipross.

“Este mes tuvimos que afrontar el pago de los sueldos y aguinaldos y el stress de las finanzas fue muy fuerte. Es un mes duro, complicado. Ello nos ha llevado a discontinuar el pago a los prestadores y dentro de esa discontinuidad estén los pagos que hace el Ipross. De todos modos me parece exagerada la medida de los prestadores, demasiada apresurada. El Ipross siempre está y para muchos es el 60 o 70% de la facturación” afirmo en dialogo con la prensa.

LEER  Buen resultado del pádel de Río Negro en competencia nacional

Weretilneck agrego que durante la jornada de ayer estaba previsto la conformación  un cronograma de pago para que, a partir de las próximas horas  la situación de la obra social se normalice.

A través de un comunicado, el Ipross indicó que se “asegura la atención médica ambulatoria en las instituciones privadas” y limitó la situación al Alto Valle”, ya que en el resto de la provincia la atención “se sigue desarrollando en forma normal”.

Comentarios