Mucho frío, sin luz y sin agua

Compartir

La ola polar que azota a gran parte de la Patagonia generó serios trastornos en la Región Sur rionegrina. El tránsito por la ruta 23 sigue restringido y el servicio de micros de pasajeros suspendido. La situación tiende a mejorar.

La intensa nevada que se registró entre el jueves y el sábado en gran parte de la Patagonia, afectó seriamente al oeste de la Región Sur rionegrina.  En promedio la nieve acumulada alcanzó los 40 centímetros,  registro que fue descendiendo hacia el este.

Las localidades de Ñorquinco, Río Chico y Mamuel Choique volvieron a padecer prolongados cortes de energía eléctrica que afectaron los sistemas de bombero de agua. El intendente de Ñorquinco, Felix Moussa (UCR), señaló a este medio el pueblo se quedó sin luz durante la madrugada del viernes, situación que también afecto el suministro de agua. “Ya no sabemos qué hacer. Estamos abandonados por la empresas prestaría de estos servicios. Corre viento, se corta la luz, nieve, se corta la luz. La situación nos genera mucha preocupación y también mucha importancia porque por más que reclames, la solución no aparece” señaló.

Moussa detalló que en Ñorquinco se registraron entre 15 y 20 centímetros de nieve y afirmó que “después de la nevada pasada –en junio- el gobierno trajo un generador para el hospital, pero el resto del pueblo seguimos padeciendo los prolongados cortes luz, no sabemos que más hacer para que nos escuchen y nos tengan en cuenta”.

En idéntica situación estuvo la comunidad de Río Chico, donde la nieve alcanzó los 30 centímetros, según señalaron algunos vecinos de esa localidad. En las últimas horas, la energía eléctrica se restableció parcialmente, pero ambas localidades, permanecen servicio de teléfonos.

La ruta Nacional 23 continúa con restricciones al tránsito y solo se permite la circulación de vehículos 4 x 4. Es por ello que el servicio de micros de pasajeros continúa suspendido hasta que mejoren las condiciones de la ruta. Los caminos vecinales presentan una situación muy compleja debido al abundante barro y nieve. El viernes se realizó el retiro de los alumnos de las residencias estudiantiles de los distintos pueblos y los transportes tuvieron serias dificultades para trasladar a los niños y adolecentes hasta la zona rural.  “Desde acá se llevaron alumnos a la zona de Las Vallas y Corralito y el transporte tuvo serios inconvenientes para poder circular” afirmó el intendente de Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef.

Cuando la situación parecía mejorar luego de la jornada del sábado donde brillo un sol radiante, en la madrugada de ayer una fuerte helada generó más complicaciones. Si bien los registros fueron dispares, en los lugares más altos como Clemente Onelli o Rio Chico, las temperaturas superaron los 20 grados bajo cero.  “Se helo todo. Algunas viviendas todavía  no tienen agua porque se les han congelado las cañerías” señalaron en forma coincidente vecinos de estas localidades.

Anoche el frio volvía a envolver a la región con temperaturas bajo cero que superaban los -10 grados.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios