“No puede ponerse en riesgo nuestro desarrollo”

Compartir

García Larraburu advirtió sobre la privatización de Arsat. Afirmó que el capital accionario y la utilización de los recursos son intransferibles, salvo que se cuente con la autorización del Congreso de la Nación.

 

La Senadora Silvina García Larraburu expresó su preocupación por la intención del Gobierno Nacional de fusionar ARSAT con la empresa extranjera Hughes, decisión que deja en minoría a la compañía estatal. Asimismo presentó un pedido de informes sobre política satelital, la nómina de empresas extranjeras autorizadas a operar en nuestro país  y los convenios y contratos vinculados a la materia.

Advirtió que el capital accionario y la utilización de los recursos de Arsat son intransferibles, salvo que se cuente con la autorización del Congreso de la Nación con mayorías agravadas, según la ley de interés nacional del desarrollo de la industria satelital N° 27.208.

Detalló que “las órbitas geoestacionarias son cruciales, no sólo porque se trata de un recurso limitado sino también porque contribuyen a la soberanía satelital que coloca a la Argentina entre los 10 países más desarrollados en materia de ciencia y tecnología”.

“No queremos repetir la historia de los 90, años en que se privatizaron las valiosas orbitas que nuestro país tenía asignadas y costó el vaciamiento de nuestras empresas científico tecnológicas, con la consecuente pérdida de miles de puestos de trabajo con valor agregado”, señaló.

Consideró que a través del cambio de rumbo en materia satelital, se cercenan posibilidades de desarrollo para empresas como Arsat e INVAP y, además, puede generar una nueva fuga de cerebros al exterior.

Hizo hincapié en el valor de la empresa rionegrina Invap, que en 2003 tenía apenas 300 empleados y, con el esfuerzo de sus trabajadores y la inversión del Estado, llegó a más de 1400 en 2015. “Contamos con gran prestigio internacional, no puede ponerse en riesgo nuestro desarrollo a  merced de intereses foráneos”, concluyó.

Comentarios