“Son cínicos. Me critican los ejecutores de la ley de disponibilidad”

Compartir

El diputado nacional Sergio Wisky (Cambiemos) salió fuertemente a responder al gobierno provincial por las denuncias de “amenazas” y “aprietes”, en el marco de la grieta que se armó por el freno a la instalación de la central nuclear en Río Negro.

 

“Son cínicos. Fue Alberto Weretilneck quien pidió que la planta se instale en la provincia. Se enteró del proyecto y habló con el Presidente. Se subió al viaje a China, vinieron técnicos a Río Negro, nos pidió que no levantemos el tema en la campaña… y ahora, la rechaza”.

El diputado, manifestó que el debate se transformó “planta sí o planta no” y culpó al gobierno provincial de no haber informado a la sociedad ni haber promovido los debates necesarios. “Acá no vino la gente del INVAP, que son los que entienden sobre este tema”. “Pero después hablamos maravillas del INVAP, nos gusta el desarrollo del Balseiro y Pilcaniyeu, pero rechazamos planta. Son muy cínicos”, reiteró.

Wisky rechazó las acusaciones de Juntos Somos Río Negro sobre las “amenazas” o “aprietes”. “Dije que la decisión de rechazar la central iba a traer consecuencias, pero son políticas. Yo no amenazo, no soy como ellos”. “Les recuerdo que fueron los que hoy gobiernan quienes pusieron en disponibilidad a 20 mil rionegrinos”.

El referente macrista, criticó la actitud de la Provincia porque “no genera confianza”. Y reiteró que “la confianza es un valor importante” en los mercados internacionales donde Río Negro tendrá que colocar el bono en dólares para financiar el Plan Castello.

Wisky también criticó al Frente para la Victoria porque cuando Cristina Kirchner fue Presidenta y alentó la energía nuclear, “todos los diputados rionegrinos votaron a favor”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios