Compartir

La sanción es la más grande que aplica el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) en su historia para un solo semestre.

 

“Alcanza a poco más de 100.000 usuarios que se vieron perjudicados por la baja calidad del servicio eléctrico que presta EdERSA y se verá reflejada con una disminución en las próximas facturas de electricidad”, informó el presidente del EPRE, Néstor Pérez.

La multa es por $43.281.495y corresponde al rubro Calidad de Servicio. Contempla al denominado semestre 29°, que es el período comprendido entre el 1° de septiembre de 2016 y el 28 de febrero de 2017.

“Como las sanciones que aplica el EPRE siempre se materializan en créditos a favor de los usuarios, EdERSA deberá empezar a efectuar descuentos en la primera facturación posterior a la notificación de esta resolución”, informó Pérez.

Si bien no se puede establecer un monto promedio de restitución a los usuarios, el funcionario señaló que “a nivel general se puede hablar de montos y cantidad de personas afectadas por localidad, porque lo tenemos bien determinado”. Citó el ejemplo de Villa Regina, donde 12.016 usuarios tuvieron problemas y se les devolverá $14.398.867 en servicio eléctrico; y el de Cipolletti, donde se afectó a 23.566 usuarios, que recibirán $11.012.704.

LEER  En 2018, Educación termina de implementar el nomenclador docente

El titular del ente regulador añadió que las sanciones se aplicaron por detectarse incumplimientos en los parámetros de Calidad del Servicio Técnico, referidos a la frecuencia y duración de las interrupciones de los suministros. “Los análisis que hacemos en el EPRE son semestrales y, a partir de la documentación auditada, surge que miles de usuarios padecieron cortes superiores en cantidad y tiempo a los límites establecidos por el Contrato de Concesión”, justificó.

Comentarios