Compartir

Vecinos de Maquinchao, denominados “Autoconvocados Barrio 17 Viviendas” manifestaron su malestar por el estado en que se encuentran las viviendas que recibieron y la alta cuota de deben afrontar.

 

Beneficiarios de un barrio que el gobierno de la provincia entregó el pasado 21 de septiembre, manifestaron su malestar y preocupación por el estado en que recibieron las nuevas edificaciones. En algunos casos, todavía no las pueden habitar debido a las falencias que presentan.

Las viviendas comenzaron a construirse hace 8 años en el acceso este a Maquinchao por la ruta Nacional 23. Sin embargo distintos problemas con las empresas constructoras, retrasaron la ejecución de la obra.  Las terminó la empresa Constructora Rionegrinas.

“Hace 8 años que vivimos  de mentiras, de engaños, de promesas sin cumplir. El 19 de marzo de 2016 se realizo ante escribano público y frente a toda la comunidad maquinchense el sorteo y 17 familias salimos adjudicadas, soñando  en pocos días ya podríamos ir a vivir en nuestro hogar. Hoy 1 año y 7 meses después seguimos  esperando, escuchando y creyendo en que lo que nos prometieron se cumpla: empezar a vivir nuestro sueño de la casa propia», afirmaron a este medio.

LEER  El municipio impulsa la instalación de Garrafones en “El Bajo” de Ramos Mexía

Según detallaron a este medio, entre las falencias las viviendas no tienen reguladores de gas, las puertas no cierran o las llaves que se entregaron a los beneficiarios abren  puerta de  otras viviendas, las veredas quedaron a medio hacer, las instalaciones de luz presentan serias fallas, los desagotes de los tanques de agua están tapados por las cumbreras, las cámaras sépticas están casi llenas a pesar de que las familias todavía no habitan las casas, los tanques de agua tiene pérdidas y se gotean los techos de las habitaciones, se han humedecido paredes porque las conexiones de agua presentan filtraciones y algunas instalaciones de gas no que permiten la conexión de los artefactos, entre otras cosas.

Los vecinos agregaron que a las falencias deben sumarle la alta cuota de deben afrontar. En este sentido detallaron que ante la tardanza en la construcción, deben hacerse cargo de los intereses que las mismas generaron. “Estas casas están valuadas en $776.000. Pero vamos a terminar pagando más de $1.500.000” señalaron.

Comentarios