Rechazan la reforma tributaria de Macri

Compartir

El diputado nacional Martín Doñate (FpV) y los legisladores provinciales  Alejandro Marinao (FpV) y Elvin Williams (FpV) coincidieron en que la reforma impositiva que se pretende implementar destruirá a la industria juguera rionegrina.

 

El diputado nacional rionegrino (FPV-PJ) Martín Doñate, junto al presidente del bloque de legisladores provinciales del FPV, Alejandro Marinao, y el legislador de la misma fuerza política, Elvin Williams, manifestaron hoy su absoluto rechazo a la nueva propuesta fiscal promovida por el Gobierno nacional. Los legisladores expresaron su repudio al aumento impositivo que afectará seriamente al sector agroindustrial que produce  jugos concentrados de manzanas y peras en las provincias de Rio Negro y Neuquén.

En tal sentido, Doñate expresó que: “No permitiremos estos arbitrarios cambios que afectarán severamente a nuestra región. Hay un desconocimiento absoluto o una animadversión premeditada para con los productores patagónicos. En la actualidad el 40% de la producción total de manzanas y peras se destina a la industrialización a través del jugo concentrado. Con las modificaciones impositivas planteadas, enmascaradas detrás de un falaz argumento del cuidado de la salud, se beneficiará  a la producción de bebidas gaseosas y aguas saborizadas light que actualmente tributan un 8% y pasarían a pagar 0%.

Esta medida es un golpe al corazón a los productores de aquellas bebidas sin azúcar que utilizan jugos naturales provenientes de nuestra producción regional puesto que pasarían a pagar una alícuota del 4 al 17%”

Según sostienen los legisladores, las modificaciones en los gravámenes perjudicarán la economía de las provincias de Río Negro y Neuquén debido a que las empresas productoras de gaseosas perderán incentivos para utilizar jugos naturales como edulcorantes. Al respecto, Alejandro Marinao sostuvo que: “Nos preocupa también sobremanera que la suba de los impuestos internos se traslade a precios con el consiguiente encarecimiento del producto. Habrá  pérdida de competitividad de nuestra cadena productiva, frente otros edulcorantes sintéticos que percibirán beneficios impositivos con esta medida”

Por su parte, el legislador beltranense, Elvin Williams, alertó que:“con estas medidas se producirá un impacto directo en toda la cadena productiva frutícola. Afectará tanto a las empresas como a los productores, se pondrá en riesgos la sustentabilidad del sector y, por consecuencia, miles de fuentes de trabajo, directas en indirectas, correrán peligro de extinción”

Por último, el legislador nacional, Martín Doñate concluyó que:“llevamos dos años sin percibir incentivo alguno para nuestras economías regionales. Por el contrario: vienen siendo castigadas con tarifazos impagables, y ahora pretenden una suba de impuestos que no hace más que ahondar la crisis en la que los han sumergido.  Las consecuencias de las políticas económicas del Gobierno Nacional son bien conocidas en Río Negro. El neoliberalismo nos llevó a la crisis más profunda de la que se tenga memoria en los tristemente recordados años 90. Hoy pretenden convencernos de que “el cambio” es la vuelta a aquellas políticas”, concluyó.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios