“Es una experiencia muy linda, pero a la vez durísima”

Compartir

Así describió el jacobaccino Javier “Peque” López a la expedición que realiza en el Aconcagua.  Hoy escaló hasta los 5000 metros y, si el tiempo lo permite, espera hacer cumbre el próximo lunes.

 

“Es una experiencia muy linda, pero a la vez durísima. Hoy fue uno de los días más difíciles. Hizo mucho frío y el cuerpo empieza a sentir los efectos de la altura. Por suerte yo estoy bien y confío en poder llegar a la cumbre. Me voy comunicando por teléfono con mi familia y con algunos amigos que le alientan a seguir y eso es muy importante porque psicológicamente esta expedición te mata” señaló en diálogo telefónico con “Noticias 23” al término de la jornada expeditiva de hoy.

En el refugio Plaza de Mulas, hay sistema de Wi Fi que permite a los alpinistas poder comunicarse vía WatsApp.

Tal como está previsto, a las 10 de hoy, junto a Maxi, un guía de montaña rosarino y a Felipe, un estadounidense de Aspen (los tres que quedan de un grupo de siete personas que comenzaron a escalar el Aconcagua hace seis días), inició el ascenso desde Plaza de Mulas, ubicado a 4300 metros sobre el nivel del mar, hasta a un lugar llamado Canadá, en los 5000 metros. Fueron tres horas de trekking para realizar 700 metros sobre un terreno con pendientes de entre 80 y 90 grados. “Fuimos a llevar comida y regresamos. Llegamos a Plaza de Mulas a las 17 muy cansados. Fue una jornada agotadora que nos sirvió para continuar aclimatándonos a la altura. Pero por suerte todo bien. Fermín Franco y Carlos Lepiante, los profesores que me prepararon físicamente, hicieron un buen trabajo. Son unos genios, les estoy muy agradecido” agregó sonriente. También resalto el acompañamiento de sus compañeros de expedición y de las firmas comerciales y amigos que le brindaron un apoyo económico para poder emprender este desafío.

Agregó que, según el pronostico, el tiempo estará bueno hasta el martes, situación que permite avanzar con la escalada. En este sentido detalló que mañana tendrán un día de descanso el refugio de los 4300 metros y el jueves buscarán llegar  nuevamente hasta los 5000 y el viernes hasta los 5700 metros. “Vamos a aprovechar para descansar, leer un poco y hacer amigos. Hay japoneses, chinos, etc. con quienes compartimos el refugio. Aunque parezca mentira, hay una movida cultura muy interesante aquí arriba” describió.

Luego de llegar a los 5.700 metros serán dos los días de descanso. Está previsto que si todo anda bien, entre el sábado y el domingo, ascender hasta los 6300 metros y hacer cumbre en los 6.962 metros del Aconcagua el próximo lunes.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios