Compartir

El arduo trabajo del cuerpo de bomberos voluntarios de Jacobacci y la colaboración de campesinos y de las empresas que trabajan en la pavimentación de la ruta Nacional 23 detuvo el avance de las llamas y las extinguió durante la madrugada de hoy. Al medio día volvió a encenderse la alarma, lo que motivo a una nueva recorrida por la zona.

 

Miles de hectáreas de pastizales fueron consumidas por el devastador incendio que se registró el pasado sábado en cercanías del acceso al establecimiento ganadero La Beatriz, a unos 7 kilómetros al este de Clemente Onelli, y con el correr de las horas se extendió a lo largo de más de 15 kilómetros hacia Jacobacci.

El primer foco se registró a media mañana del sábado luego del paso del tren hacia Bariloche, por lo que se presume que una chispa provocada por la fricción de las ruedas del convoy con las vías lo pudo haber originado.

Durante la jornada del sábado, el cambiante viento y el intenso calor hizo que el fuego fuera avanzando sin poder ser controlado quemando una franja de más de 15 kilómetros del largo por unos 5 de ancho, afectando cuadros de las estancias La Beatriz y Huanu Luan. Desde el mediodía del sábado una dotación conformada por unos quince bomberos voluntarios del cuartel “Carmelo Mansilla” de Jacobacci, junto propietarios de los campos y vecinos que se sumaron comenzaron a realizar los trabajos para frenar el avance del fuego. También se sumaron maquinas viales de las empresas Equimac y Burdgwardt.  “El accionar de las máquinas fue de gran ayuda porque nos permitió hacer ensanches de terrenos para frenar el fuego. En algunos lugares lo logramos y en otros pasó. En incendios como estos, la mayor preocupación es el riego que pueden correr animales, personas o viviendas. Por suerte solo quemó pastizales y lo pudimos sofocar” señaló el 2º Jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Jacobacci, Oscar Armengol.

LEER  Reflotan el proyecto del 911 para Jacobacci

El bombero afirmó que las llamas estuvieron a unos 700 metros del casco de la estancia La Beatriz, pero su pudo controlar. Agregó que “el trabajo se extendió hasta la madrugada. Llegamos de vuelta a las 5:30 de la mañana muy cansado, pero con la satisfacción de haber logrado el objetivo que era apagar el fuego”.

Personas que ocasionalmente pasaron por la zona afectada y divisaron humo, se bajaron de sus vehículos (foto) y con palas taparon con tierra esos lugares. La misma tarea la realizaron amigos de los propietarios de la Estancia Huanu Luan, en la recorrida que hicieron durante la mañana de hoy.

Hoy a las 11, ante la alerta de personal de la estancia Haunu Luan sobre la posibilidad de la existencia de dos nuevos focos, uno en el Puesto Blanco y otro en cercanías del acceso a la estancia La Beatriz, una nueva dotación de bomberos recorrió la zona y regresó a las 18. “Por suerte no encontraron nada. El viento remolineaba la ceniza y parecía que era humo” añadió.

Luego de una recorrida por la zona se constató la quema de pastizales, alambrados y postes del tendido eléctrico que va a la vera de las vías del ferrocarril. Se descartó la muerte de animales ovino, caprinos o equinos, entre otros.

Comentarios