A un año y medio de su creación, el registro de violadores no existe

Compartir

A pesar de que la ley que lo crea fue promulgada hace más de un año y medio, el Registro Provincial de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual sigue sin conformarse en el ámbito del Poder Judicial. La normativa es autoría de Alejandro Marinao y Ariel Rivero (FpV). (Foto: Gentileza).

 

La Ley 5115 promulgada el 10 de junio de 2016 establece la creación del registro, le imputa el presupuesto y da específicamente las características de funcionamiento. El objetivo es la alerta sobre los altos índices de reincidencia que tienen los delitos tipificados como “contra la integridad sexual”.

Fuentes de la justicia provincial justificaron la demora por la “alta complejidad” que presenta el registro. Según la justicia, en primera instancia es la Nación la deberá decidir un estándar para la confección de la base de datos genéticos, de manera que sea unificada para todas las provincias y los datos puedan ser compatibles e intercambiables.

Lo cierto es que en Nación hay dos corrientes. Las actuales autoridades nacionales plantean que el registro genético se lleve adelante mediante un convenio con el FBI norteamericano, mientras que las autoridades anteriores habían avanzado en otro sistema denominado GENIs, que incluso algunas provincias ya tienen en vigencia.

Fuentes de la justicia provincial aseguraron que se avanza en todos los aspectos organizativos para que el Poder Judicial esté preparado al momento que se estandaricen las bases de datos.

Incluso creó Comité integrado por la vocal del STJ, Adriana Zaratiegui, el Director General de las Oficinas Judiciales, Fabián Mitidieri, el Director de los Cuerpos de Investigación Forense, Dr. Gerardo Chiodetti, el Jefe del Área de Infraestructura y Desarrollo Alejandro Di Marco, dos representantes del Ministerio Público y uno del laboratorio Regional de Genética.

Mientras tanto, la normativa que fuera presentada por Alejandro Marinao y Ariel Rivero (FpV) y aprobada por unanimidad, está sin instrumentar.

 

 

Fuente: Diariolegislativo.com

Comentarios