Fiesta de la Lana recuperó su vigencia

Compartir

En gran número los vecinos celebraron una nueva edición de la fiesta que identifica a la localidad y le rinde homenaje a la principal actividad productiva. La Mancha de Rolando le puso el broche de oro con una gran actuación.

 
La gran cantidad de gente, la calidad de los artistas y una organización que cuidó cada detalle marcaron el éxito y la recuperación de la Fiesta Nacional de la Lana, evento que se desarrolló durante el fin de semana en Maquinchao y que tuvo además como actividades incluidas en el programa festivo a la IX Exposición Ganadera de la Región Sur y un gran festival hípico en el Club Ceferino Namuncurá. Es por ello que las calles de la localidad lucieron muy concurridas y las ganas de festejar afloraron tanto en los lugareños como en quienes visitaron Maquinchao.

Durante las dos primeras jornadas de la V edición de la Fiesta de la Lana, cientos de vecinos participaron de las distintas actividades programadas.  En las inmediaciones del gimnasio municipal, los puestos de exposición y venta, junto a la feria artesanal generaron una gran atracción. El gimnasio municipal fue el escenario de espectáculos artísticos de gran nivel. En la noche del viernes, Amar Azul, hizo bailar y cantar al ritmo de la cumbia, a un público que concurrió en gran número. Se les sumaron artistas locales y regionales como Grupo de Danzas Folclóricas, Elías Navarrete Ballet de Tango, Ballet Esperanza Sureña coronando una muy buena noche.

El sábado más de 1500 personas disfrutaron de una noche que marcó un punto de inflexión en la fiesta. “Nos desbordó. Si bien imaginábamos que nos podía ir bien, pero esto colmo todas nuestras expectativas” señalaron desde la organización.

La noche comenzó muy tranquila. Aprovechando las bondades que brindó una noche con una buena temperatura y sin viento, mucha gente recorrió el predio artesanal y las inmediaciones del gimnasio. Cerca de las 23 inició el programa artístico un unas pocas personas entre el público. Sin embargo a medida que avanzó la noche, el lugar se fue llenando. El Vaqueano y Jonathan Ceballes fueron los encargados de abrir la noche con música folclórica. Ambas presentaciones fueron muy buenas y se llevaron el reconocimiento del público.  A partir de allí la noche giró hacia el ritmo del rock con tres bandas locales muy talentosas Esclavos, Lunáticos y Anden  calentaron el ambiente con canciones propias y covers de artistas reconocidos como Pappo y Los Redonditos de Ricota, entre otros. Alrededor de las 4 de la madrugada del domingo, inesperadamente apareció en el escenario La Mancha de Rolando. El grupo liderado por Manuel Quieto brindó un show que quedará grabado durante un largo tiempo en la retinas de las 1500 personas que lo presenciaron. Durante un poco más de una hora, la algarabía se apoderó de un público joven que revoleo remeras y banderas, cantó, bailó y deliró al ritmo de esta banda formada en 1991 en Avellaneda. Quieto tuvo una participación muy activa con la gente. En determinado momento bajó con su guitarra y recorrió las instalaciones del lugar cantando junto al público. Para el final, la banda había reservado uno de sus grandes hits… “Arde la ciudad”. Desde los primeros acorde y hasta que se apagaron las luces del escenario marcando la retirada de la banda, los fanáticos deliraron en un gimnasio que pareció estar en llamas, por tanta algarabía y un desbordante clima festivo.  Así se cerró una noche que sin dudas marcó un punto de inflexión en uno de los eventos más importantes para la comunidad de Maquinchao.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios