Buscarán alternativas para evitar el cierre del matadero de Jacobacci

Compartir

La situación de los trabajadores genera preocupación. La concesionaria admitió la imposibilidad continuar explotándolo aduciendo cuestiones económicas. Se gestionarán ayudas económicas y se buscarán interesados en hacerse cargo de la planta de faena. El próximo jueves 27 las partes volverán a juntarse.

 

La crítica situación de la planta de faena de Jacobacci reunió anoche a todas partes involucradas, con el objetivo de buscar una salida rápida a la compleja situación que afecta, principalmente, a los trabajadores y que pone en riesgo la continuidad de una de las pocas plantas de faena de la provincia habilitada para tránsito federal.

En el Concejo Deliberante se reunieron los trabajadores con el intendente Carlos Toro (UCR), los concejales Gabriela Buyayisqui (UCR), Claudio Amaya Gatica (UCR) y Gustavo Salas (UCR), Joel Córdoba (JSRN) y Hugo Arroyo (FpV), el Delegado local del Ministerio de Trabajo, Vicente Giménez, el Secretario General del Sindicato de la Carne de Río Negro, Jorge Gutiérrez, los dueños de Carnes Rionegrinas SRL, Julio Berger y Mario Barbagellata, empresa concesionaria del matadero, la Asesora Legal del Municipio, Glenda Altamirano y representantes de la Multisectorial Jacobacci, entre otras personas. En una extensa reunión que duró un poco más de tres horas y que por momentos tuvo un clima caliente, las partes intercambiaron sus distintos puntos de vistas e interpretaciones de la documentación vigente y la actualidad de la empresa y de los trabajadores en la relación al tema convocante. Los trabajadores manifestaron su enojo y preocupación por la situación que les toca vivir con varios meses de haberes atrasados y la incertidumbre de lo que pueda ocurrir con la planta de faena y pidieron el resguardo de las fuentes de trabajo. Por su lado, desde la empresa Carnes Rionegrinas, admitieron que la situación de crisis comenzó a profundizarse a partir de mayo del 2017 cuando la planta fue inhabilitada por el SENASA y agregaron que las exigencias actuales del Estado y la crítica situación económica financieras les impide continuar explotándola. Detallaron que se les exige la compra de un controlador fiscal que actualmente no pueden afrontar. El depósito tiene un valor de 285.000  pesos más un deposito de 400.000 que si no se efectiviza antes de fin de mes “se cae el RUCA” situación que derivaría en la imposibilidad de poder faenar. Los empresarios manifestaron su decisión de cerrar el matadero. Desde los distintos sectores políticos, gremiales y también los trabajadores les reprocharon el haber llegado a esta situación y poner a los trabajadores en una situación muy compleja. La reunión estuvo teñida por cuestiones personales, y políticas. Allí quedó expuesta también el accionar de la mayoría de los comerciantes locales de la carne que faenan en forma clandestina.

En todo momento, los trabajadores reclamaron la regularización de sus haberes. Algunos de ellos, expusieron su complicada situación  personal y familiar para poder afrontar los gastos cotidianos.  En un principio de acuerdo que luego quedó sin efecto, la empresa propuso seguir trabajando mientras se encuentre una salida y destinar lo recaudado en concepto de faena y venta de cueros a los trabajadores.

Luego de un largo y acalorado debate, las partes firmaron un convenio en el que se comprometen a buscar soluciones rápidas que permitan una salida viable, siempre teniendo como objetivo principal la situación de los trabajadores. En este sentido, el intendente Carlos Toro, adelantó que gestionará ante el gobierno provincial y Nacional una prórroga para la compra del controlador fiscal y, en forma conjunta con el Secretario General del Sindicato de la Carne,  Jorge Gutiérrez, la posibilidad de conseguir a través del Programa de Recuperación Productiva –REPRO- o de la provincia un acompañamiento financiero para los todos trabajadores, inclusive aquellos que fueron despedidos o se les terminó contrato laboral. Por su lado, la empresa se comprometió a elaborar una propuesta de pago para regularizar los haberes de los trabajadores y puso a disposición la matricula del RUCA. También se buscaran nuevas alternativas para que la planta de faena siga funcionando. En este sentido, se convocará a los productores locales y de referentes de distintos sectores productivos y también a empresarios que tengan interés en hacerse cargo de la concesión del matadero de Jacobacci. Las partes volverán a juntarse el próximo jueves 5 de abril.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios