Preocupa la turbidez del agua que beben los vecinos en Río Chico

Compartir

Desde hace más de un mes por las canillas de las viviendas sale agua turbia. Los vecinos vinculan algunos problemas de salud a esta situación. ARSA realiza trabajos para garantizar agua potable a los más de 300 pobladores.

 

“Desde hace ya casi dos meses sale marrón de la canilla y varios chicos del pueblo fueron atendidos en la salita de primeros auxilios por distintos problemas del estomago y creemos que tiene que ver con agua” señaló con gran preocupación Leopoldo Inostroza, un vecino que vive en cercanías del sector desde donde se abastece a la población y que hace unos días tuvo que llevar a su hijo de 8 años a la sala de primeros auxilios donde fue asistido por un cuadro estomacal.

Si bien ARSA realiza distintos trabajos, la turbidez del agua que abastece a la red domiciliaria mantiene en alerta a los pobladores.

La preocupante situación movilizó a los vecinos y se evalúo la suspensión de las clases, medida que finalmente quedó sin efecto. En el único establecimiento educativo que tiene el paraje funciona la Escuela de Jornada Completa 163, el CEM Rural de modalidad virtual, el Jardín de Infantes  y la Escuela Básica de Adultos. Diariamente asisten al edificio unas 100 personas. El Director de la Escuela 163,  Carlos Ñanco no ocultó su preocupación y admitió que desde la escuela se abordo la temática y se envió junto con el comisionado y los vecinos, una nota a los responsables de ARSA planteándole la situación. “Hemos continuar con las clases,  tomando como resguardo no consumir agua de la red hasta que la situación se normalice. Desde la comisión de fomento nos están proveyendo de agua mineral para cocinar, hacerles el refrigerio a los chicos y también la beber. Nos han dicho que el viernes el problema quedaría solucionado” afirmo el docente.

Algunos pobladores afirmaron que el sistema de agua del paraje data desde 1935. En diciembre del año pasado  ARSA realizó una importante obra que incluyó una nueva captación, sistema de bombero y la extensión de la red domiciliaria para llegar con este servicio a unas 35 familias. Las mismas fuentes agregaron que se puso establecer que las bombas de este nuevo sistema están “levantado” sedimento del lugar de captación –una galería filtrante- que va mezcla con el agua que abastece a la red domiciliaria. El Comisionado de Fomento, Mario Manquilef afirmó que el lunes personal de ARSA trabajando en el sistema de captación. “Se estaba haciendo la captación del agua desde el pozo que fue construido en diciembre pasado y al parecer las bombas levantaban sedimento. Ahora se puso en funcionamiento el sistema original que teníamos en el pueblo y el problema comenzó a normalizarse. En algunos hogares ya sale agua limpia y potable. Todavía puede quedar algo de sedimento en la cañería, pero estimamos que en los próximos días va a quedar totalmente solucionado este problema que nos tiene muy preocupados a todos los vecinos” afirmó anoche. El funcionario agregó que la localidad tiene la necesidad que se construya antes del próximo verano una cisterna de 64.000 litros que está proyectada para evitar problemas de escases como vienen ocurriendo durante los últimos años en la época estival.

Comentarios