La policía de Ñorquinco transportaba carne clandestina en el patrullero

Compartir

La maniobra fue descubierta por el Sub comisario de la Unidad 73. Un subalterno utilizaba el móvil para esquivar controles y llevar carne de Ñorquinco a El Bolsón, previo a ofrecerla por Whatsapp. Este escándalo se da en medio de una denuncia por maltrato y violencia por parte algunos de los agentes policiales. (Foto: Gentileza)

 

Según informó el portal www.noticiasdelbolsón.com.ar, hace unos días el subcomisario César Conde, a cargo de la Unidad 73 de Policía de Ñorquinco descubrió una maniobra que llevaba adelante un subalterno, quien utilizaba el al móvil para esquivar los controles y llevar carne de Ñorquincó a El Bolsón, previo ofrecerla por whatsapp.

A través de whatsapp, vecinos de El Bolsón, le informan a Conde que  sus subalternos utilizarían el patrullero para burlar los controles y contrabandear carne, hecho que estaría basado en las capturas de comunicación vía celular que habrían  efectuado los implicados. En uno de los mensajes que el empleado policial enviaba desde Ñorquinco a El Bolsón, la carne de ternera era ofrecida por un familiar de un agente. Una parte era ofrecida para saldar una deuda y el remanente se vendía, previo aviso, en una despensa del norte de El Bolsón con un valor de $120 el kilogramo, “Quiero liquidar la deuda, pero sin que se entere Conde, porque me voy a manejar con el móvil, pero cuando vendas, las puertas del rancho están abiertas”, reza uno de los whatsapp que incriminan al empleado policial.

La situación se dio hace un par de días atrás cuando el Subcomisario, Cesar Conde ingresa a la Unidad Policial 73 de Ñorquincó y tras encontrar cerrada la puerta trasera  insiste para que le abran. Un agente de policía le abre la puerta y una vez dentro el sub comisario se sorprende que solo haya dos efectivos. Luego de llamar a los policías faltantes se genera una situación de versiones encontradas donde los subalternos denuncian al jefe de la unidad por maltrato y violencia, siendo esto registrado en dos videos que habrían sido utilizados por la conducción de la fuerza para  el posterior traslado del Sub comisario Cesar Conde  y uno de los subalternos con licencia por estrés psicológico.
Si bien los dos casos están separados dado que no guardan relación, lo cierto es que a la fecha la Unidad 73 esta sin jefe, y funcionan con la supervisión del Subcomisario Álvarez desde El Bolsón, medio de un escándalo que divide a la sociedad.

En una entrevista al medio de comunicación de la comarca andina, el  intendente de Ñorquinco, Félix Moussa (UCR)  fue contúndete en la respuesta “si se excedió, está bien el traslado del sub comisario, pero también tienen que sancionar a los subalternos que hicieron uso indebido del patrullero”, señalo y agregó que “en el último año Ñorquincó ha sido noticia por secuestro de armas de guerra, animales faenados, y todo ese tema se estaba cortando bastante”.

Ante la consulta sobre el traslado de carne desde Ñorquincó a El Bolsón en un patrullero sostuvo “llama mucho la atención y eso habla de que hay otra policía detrás del jefe que estaban ocultándole cosas y mas allá de usarlo en lo que correspondía aprovechaban el viaje y hacían este tipo de cosas ocultas, obviamente porque si el jefe se enteraba correspondía que los sancionen”, enfatizo Moussa.

Sobre la comunicación al propio Gobernador Alberto Weretilneck sobre estas cosas que estarían pasando en la Sub Comisaria 73, el jefe comunal  explicó que tiene la obligación de hacerlo, “necesito saber quien está a cargo y quien va a trabajar en este caso, pero sobre todo tener el respaldo que hoy no tengo y que sentía con el trabajo que estaba haciendo Conde”, señalo.

Según las mismas fuentes, estos casos, se suman a otros en la Sub Comisaría 73 de Ñorquinco, institución que  fue denunciada varias veces por irregularidades.

Fuente: noticiasdelbolsón.com.ar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios