Sólo dos bancos brindan servicios en 114.000 km² en la Región Sur

Compartir

Son pocos los que tienen el privilegio en la Región Sur rionegrina. Las dos entidades, Nación y Patagonia, están en Jacobacci. El resto de las poblaciones se manejan con cajeros automáticos que permiten realizar pocas operaciones. Muchos viajan a cobrar.

 

La ausencia de entidades bancarias en la mayoría de las localidades de la Región Sur rionegrina genera serios trastornos a miles de habitantes que se ven obligados a recorrer largas distancias y afrontar pagos de hasta 2.000 pesos por viaje para poder cobrar la jubilación o una pensión no contributiva o una beca estudiantil, entre otros beneficios.

La Región Sur rionegrina abarca 114.000 kilómetros cuadrados y representa el 60% del territorio provincial. En esta superficie están distribuidos 9 municipios y 21 comisiones de fomentos y viven un poco más de 40.000 habitantes.

Hasta su privatización, en 1996, el ex banco Provincia de Río Negro tenía sucursales en Jacobacci, Maquinchao, Los Menucos y Valcheta, e inclusive construyó el edificio en Comallo, aunque nunca concretó la apertura de una sucursal allí.

En Jacobacci, el 4 de octubre de 1945 abrió sus puertas el Banco de la Nación Argentina y hoy, junto con la sucursal del banco Patagonia, es la única localidad de la zona que cuenta con este servicio.

Es por ello que diariamente cientos de vecinos llegan a esta ciudad o se dirigen a las grandes ciudades de la zonas Andina, Atlántica o del Alto Valle a realizar distintos trámites. Deben recorrer entre 200 y 300 kilómetros.

Hace unos años, al agente financiero de la provincia comenzó a instalar cajeros automáticos en aquellas localidades de hasta 2.000 habitantes. Pero su función es muy limitada ya que sólo permite a los usuarios extraer dinero, realizar pagos de servicios online y obtener claves. Además suelen quedar “fuera de servicio” periódicamente y el restablecimiento a veces demanda más de 15 días.

Actualmente los pobladores deben viajar hasta Jacobacci, General Roca, San Antonio o Bariloche para poder realizar depósitos en efectivo, cobrar cheques, o hacer otros trámites que los cajeros no permiten. Personal del municipio de Sierra Colorada, por ejemplo, debe recorrer hasta tres veces por semana los 200 kilómetros –400 ida y vuelta– que separan a esa localidad de Jacobacci para poder operar con el banco.

El contrato firmado entre el gobierno de la provincia con el agente financiero, hace poco más de un año, prevé en un plazo de cinco años, la apertura de sucursales en localidades de más de 5.000 habitantes, alcanzando a Campo Grande, Cervantes, Chichinales, Fernández Oro, Los Menucos, Huergo, Chimpay y Luis Beltrán. Suma dos más –Valcheta y Comallo– por lejanía.

Antes de abril de 2019 sólo está prevista la apertura de la sucursal de Los Menucos. En este sentido, la legisladora Soraya Yauhar (UCR), quien integra la Comisión de Fiscalización de los Servicios Financieros y Bancarios del agente financiero de la Provincia, afirmó que directivos del Banco Patagonia visitaron hace unos días Los Menucos para definir el lugar donde se abrirá la sucursal. “Tiene que estar abierta al público antes de abril de 2019”, enfatizó.

Por otro lado, algunos intendentes de la región reclaman una mayor presencia bancaria en la zona. “Creo que si se quiere poner en igualdad de condiciones a los pobladores de la Región Sur con el resto de la provincia, se deben contemplar sucursales en todas las localidades de más de 2.000 habitantes. En nuestro caso, tenemos que hacer 400 kilómetros –ida y vuelta– hasta Jacobacci, o 500 hasta San Antonio o Roca para poder hacer un depósito, cobrar un cheque, una jubilación o asignación. Ni siquiera nuestros ancianos pueden optar por cobrar su jubilación o pensión en el correo porque en nuestro pueblo todavía tenemos una estafeta postal y hay que ir a Los Menucos”, señaló el intendente de Sierra Colorada, Fabián Pilquinao (FpV).

Por su lado, la secretaria de Gobierno de Valcheta, Yamila Direne resaltó las dificultades que deben afrontar los pobladores, sobre todos aquellos de las zonas rurales. “En Valcheta somos 7105 habitantes y se suma la gente de los parajes. Tenemos un solo cajero automático que no da a basto para afrontar las demandas y que muchas veces se queda sin dinero o sin papel o simplemente deja de funcionar. Hay que sacar una foto, enviársela al banco para que constante la situación y así mandan un técnico”.

La funcionaria aclaró que cuando el cajero “se come una tarjeta” el titular debe viajar hasta San Antonio Oeste, localidad ubicada a 130 kilómetros, a retirarla. “La misma situación deben atravesar quienes ingresan a trabajar en algunas entidad que les paga a través del banco. Para poder cobrar el primer sueldo y retirar la tarjeta del cajero tiene que ir a San Antonio”.

 

Tienen que pagar hasta 2.000 pesos por el viaje

 

La falta de entidades bancarias perjudica en mayor medida a los habitantes de las zonas más alejadas de los grandes centros poblados. En algunos casos deben pagar hasta 2.000 pesos para poder recorrer 200 o 300 kilómetros y realizar trámites bancarios. Desde hace unos años, la mayoría de los beneficios que otorga el Estado y que se pagaban a través del correo, se han bancarizado. Algunos por decisión de los distintos organismos que los brindan y otros por opción de los beneficiarios ya que pueden acceder a créditos, etc. Sólo en el Banco Nación de Jacobacci que atiende a clientes que se ubican entre Sierra Colorada y Comallo se pagan 1.750 beneficios previsionales. Fuentes de la sucursal Jacobacci del Banco Patagonia admitieron que “sólo de Maquinchao vienen una 300 personas” a cobrar distintos beneficios.

“Tengo que ir todos los meses a cobrar mi jubilación a Jacobacci. Voy junto a otras personas en una trafic. Pago poco de pasaje porque conozco al dueño”, sostuvo Emiliano Guerra (72), un trabajador rural jubilado que vive en el paraje Carrilaufquen Chico, a unos 50 kilómetros de Maquinchao. Mensualmente hace 300 kilómetros –ida y vuelta– para cobrar su jubilación de Jacobacci.

Madgalena Porma, quien preside la Cooperativa Agrícola Ganadera Amuleim Com, de Comallo, detalló que tanto ella como los 68 socios deben pagar $ 1.800 cada uno para realizar trámites bancarios en Jacobacci. “Es un trastorno porque no tenemos micros y debemos pagar vehículos particulares. Además uno pierde todo el día para realizar un trámite en el banco y encima, las leyes nos permiten a los socios de la Cooperativa poder retirar sólo 50.000 pesos diarios. Es decir que si tenemos que retirar 250.000 pesos, por ejemplo, tenemos que ir durante cinco días al banco. Hay que sumarle también que a veces llegamos al banco y nos enteramos que no anda el sistema”, detalló.

Vecinos de El Cain, paraje ubicado a 170 kilómetros de Jacobacci, deben pagar hasta 2.000 pesos para cobrar beneficios que no superan los 9.000 pesos.

 

Irán a pagarles los beneficios a tres parajes rionegrinos

 

El Ministerio de Gobierno de Río Negro anunció que a partir de los próximos meses mes los jubilados, pensionados y beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo de El Caín, Pilquiniyeu y Aguada de Guerra cobrarán sus percepciones en sus parajes.

Esta medida fue consensuada con Anses y el Correo Argentino, con la logística a cargo del Gobierno provincial, tal como ya se había efectivizado en otras pequeñas localidades, como Naupa Huén y Sierra Pailemán, entre otras.

La logística para poder implementar este servicio se está diagramando desde la Dirección de Comisiones de Fomento. En este sentido ese organismo definió el transporte y la seguridad con custodia de la Policía provincial para poner en marcha un operativo que comprenderá el pago de jubilaciones, pensiones, la Asignación Universal por Hijo y algunos aportes especiales de programas sociales nacionales entre el 15 y 20 de cada mes.

 

Fuente: Rio Negro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios