Paro nacional: en Jacobacci se pidieron cambios al gobierno de Macri

Compartir

Un dispar acatamiento tuvo en Jacobacci el paro nacional convocado por las centrales sindicales. Los bancos no atendieron al público y unos pocos docentes asistieron a dar clases. Algunas áreas del hospital, el municipio y algunos organismos nacionales trabajaron con normalidad.

 

Trabajadores jacobaccinos se manifestaron hoy en rechazo a las políticas aplicadas por el gobierno Nacional y exigieron cambios en el marco del paro nacional convocado por las centrales sindicales. La medida de protesta en esta ciudad tuvo un dispar acatamiento. La mayor adhesión se registró en el sector docente. Las escuelas estuvieron prácticamente sin actividad ya que solo unos pocos docentes asistieron a dar clases. Si bien los bancos no abrieron sus puertas, algunos trabajadores asistieron a las sucursales a desarrollar distintas tareas. Durante las primeras horas de la mañana las calles lucieron prácticamente desiertas. Algunas áreas y profesionales del hospital «Rogelio Cortizo» decidieron no adherirse, aunque la actividad se vio restringida. Algunos organismos nacionales, prestadores de servicios y el municipio trabajaron prácticamente en forma normal.

A las 11, la intersección de la Avenida San Martín y la calle Martín Coronado fue el lugar de concentración para la jornada de protesta. Dirigentes gremiales, trabajadores de Edersa, judiciales, mineros, de la construcción y  docentes, entre otros, junto a otros vecinos decidieron sumarse al rechazo de las políticas aplicadas por el gobierno nacional y reclamar cambios.

El reclamo unánime fue contra el ajuste, el acuerdo con el FMI, los despidos, los tarifazos y las persecuciones y el pedido fue de cambio y de reapertura de las paritarias, entre otras cosas. “Desde que asumió, el gobierno de Macri está siendo perjudicial para los trabajadores. El acuerdo con el FMI significa achicar gastos y uno de ellos es la obra pública y eso nos perjudica a todos. Queremos que el gobierno nacional pueda empezar a cambiar las medidas que nos están asfixiando,  para poder estar un poco mejor” señaló a “Noticias 23” el referente local de OUCRA, Mario Pichimán.

En la misma sintonía,  el Delegado General de Luz y Fuerza, Javier Mardones, agregó “queremos que el gobierno revea las medidas que está tomando. Estamos en una situación dramática. Desde que asumió este gobierno las políticas han ido en contra de los trabajadores y creemos que el acuerdo con el fondo va a agravar aun mas esta situación”.

Por su lado, la Secretaria General de Unter Jacobacci, Paola Loncón, en su discurso pidió además, “la reapertura de las paritarias nacionales y provinciales, escuelas en condiciones, la nulidad de los sumarios a docentes y el cese de las persecuciones a trabajadores”. En el acto se leyó un documento.

La jornada de protesta se desarrolló en forma pacífica e incluyó además una choripaneada y una marcha por las calles jacobaccinas.

 

Documento Paro General 25/6 – Ingeniero Jacobacci

 

Después del reclamo incesante de los trabajadores y trabajadoras a lo largo y ancho del país para que se concrete este día de lucha, la cúpula de la CGT, que al igual que el gobierno se tapaba oídos y ojos para negar la realidad, convocó a este paro nacional y nos pidió que nos quedemos en la casa. Los trabajadores y trabajadoras de Jacobacci elegimos encontrarnos en los reclamos y en la calle, que fue, es y será del pueblo, y exigimos al gobierno nacional que escuche nuestros legítimos reclamos:

  • Durante la actual gestión de gobierno nuestros salarios han perdido poder adquisitivo contra una inflación que para fines de este año superará el 90% en tres años, por lo que exigimos paritarias libres y sin techo para quienes la están negociando, reapertura para quienes cerraron acuerdos por debajo de la inflación prevista para este año y un Salario Mínimo, Vital y Móvil que supere el monto de la canasta básica de alimentos, que hoy es cercana a los $ 19.000.
  • El brutal plan de ajuste se descarga contra los trabajadores y trabajadoras, con la suba de la canasta básica de alimentos, el transporte y el tarifazo de los servicios públicos, mientras son eximidas de impuestos las cerealeras y las mineras exportadoras que saquean y destruyen nuestros recursos, y obtienen ganancias extraordinarias las empresas energéticas que sintetizan la pornográfica transferencia de recursos de los que menos tienen en favor de los que más tienen, al tiempo que fugan sus ganancias al exterior. Un botón sirve de muestra, sólo basta contar cuántos medidores de gas fueron habilitados en Jacobacci en estos dos años y medio de gestión mientras pagábamos el tarifazo, que serviría para inversiones y generación de energía, y cuántos de nuestros vecinos siguen esperando la eterna promesa de contar con gas de red en sus hogares. Si muchos “andan en patas”, no es porque derrochan energía, es porque tienen que comprar leña en vez de un calzado que los ayude a soportar el frío en la meseta patagónica.
    • Muchos trabajadores y trabajadoras son despedidos, otros son empujados a acogerse a la jubilación sin las condiciones óptimas o nos ofrecen retiros voluntarios y cuando las representaciones gremiales, a través de sus delegados, reclaman por situaciones injustas, son perseguidos o directamente despedidos, violando las leyes que los amparan. También se realizan sumarios persecutorios a quienes defienden la escuela pública y las 77 familias de los becarios despedidos en nuestra localidad, siguen esperando que los reincorporen y les mejoren su situación laboral.
  • Señor presidente Mauricio Macri, en su gestión muchos más trabajadores y trabajadoras pagan impuesto a las ganancias, otra de sus mentiras de campaña. Nosotros no tenemos cuentas offshore, ni fortunas en el exterior, que evaden impuestos con los que se podría pagar gran parte de los desajustes que su plan económico ha generado. Usted, sus ministros y sus empresarios socios y amigos, deben dar el ejemplo y tributar por lo que ganaron y ganan. No aceptamos el intento de ingresar a la legislatura provincial un proyecto de ley para que empresarios como Lewis, sean eximidos de tributar, con la excusa mentirosa de generar energía. Señores gobernadores, el único pacto fiscal que deben firmar es el que exija que los que más ganan, más paguen, sino serán cómplices del saqueo al pueblo.
  • Tras el recorte en la cobertura a los afiliados de PAMI, en diciembre del año 2017 y desoyendo el reclamo en las calles, el gobierno y sus aliados de turno, convalidaron el robo a los jubilados, pensionados y beneficiarios de programas de asistencia social con la aprobación de la primera parte de la reforma previsional y parecen estar dispuestos a ir por los fondos que los trabajadores tenemos en la ANSES. Exigimos que se restituya la anterior movilidad jubilatoria y se abstengan de enviar al congreso cualquier proyecto que continúe perjudicando la seguridad social actual y futura y que cumplan con la promesa de campaña de pagar el 82 % móvil.
  • La irresponsable toma de deuda que nos ha llevado nuevamente a pedir auxilio al Fondo Monetario Internacional, debe cesar y ser revisada. Nosotros, nuestros hijos y los que vengan no queremos pagar la fuga de capitales de las grandes empresas y no estamos dispuestos a aceptar la precarización laboral a la que nos quieren someter. Decimos no al acuerdo con el FMI, defendiendo la soberanía política y económica de nuestro pueblo. Que el dinero que se destina al pago de esta ilegítima deuda, vaya a la obra pública, a la generación de empleo, a la mejora del sistema educativo y de salud, en pocas palabras que el dinero de los argentinos esté al servicio del pueblo.
    • Somos trabajadores y trabajadoras, ocupados, subocupados, desocupados o jubilados, dispuestos a defender los derechos adquiridos y luchar por los muchos que faltan en los lugares de trabajo, en las organizaciones y en las calles y no queremos como respuesta del gobierno del diálogo, palos, gases, balas de goma o Fuerzas Armadas cumpliendo nuevos roles represivos contra el pueblo. Violencia no es encontrarse y marchar en la calle, violencia es seguir ampliando la brecha entre los que menos tienen y los que más tienen, es sacar el plato de comida digno de la mesa de los argentinos, es ocultar fortunas en guaridas fiscales, violencia es mentirnos en la cara.
  • Lejos estamos de la pobreza 0 y el pleno empleo prometidos en medio de globos de colores. El último dato oficial dice que casi 2 millones de compatriotas, están desocupados y otros tantos con trabajos precarios. Pero sepa una cosa Sr. Presidente, no somos un número, no somos una estadística, somos trabajadores y trabajadoras, somos sostén de hogar, somos madres y padres, somos personas, y sus cuentas, sus números nos tienen que tener contenidos y sus políticas nos tienen que incluir, aunque no seamos parte de su Club Offshore, de su mejor equipo de los últimos 50 años, porque somos más que eso, somos el motor productivo del país y la dignidad del pueblo trabajador.

Vecinos y vecinas de Jacobacci, súmense a la lucha, hagan oír sus reclamos, resistamos con alegre rebeldía las medidas que día a día nos quitan derechos y oportunidades. Encontrémonos, respetando nuestras diferencias, para construir una sociedad más justa, en la que nadie quede afuera.

Invitamos a todos nuestros gobernantes y dirigentes políticos y sociales, locales y provinciales a encolumnarse detrás de nuestras urgencias y reclamos, es la única forma de no ser cómplices de estas políticas injustas. Hoy estamos en la calle, como hace 100 años junto a los estudiantes para exigir una universidad más inclusiva, como en tantos otros momentos de la historia de nuestro país, para poner freno a las políticas de hambre y exclusión, porque la calle es nuestra oportunidad y su límite.

Comentarios