Mucho frío en la Linea Sur

Compartir

Vecinos de Sierra Colorada padecieron ayer sin gas durante varias horas una temperatura de 14 grados bajo cero. El intenso frío que azota la Región Sur rionegrina desde el fin de semana congeló una válvula de seguridad provocando la falta de abastecimiento del fluido a los 682 usuarios que tienen esta localidad.

 

Ayer las temperaturas en la zona, que permanece cubierta de nieve desde el centro hacia el oeste,  llegaron a los 20 grados bajo cero en las zonas más altas. En Sierra Colorada el termómetro marcó -14 grados, en Maquinchao -16, en Los Menucos, -13,2 y en Jacobacci -14,4 y en Clemente Onelli llego a los 20 grados bajo cero y se mantuvieron por debajo del  cero durante toda la jornada.

Minutos antes de las 8 de ayer, los vecinos de Sierra Colorada se quedaron sin gas. Los casi 2000 habitantes de esa localidad se abastecen desde una planta de gas licuado  de petróleo.  El inconveniente se produjo en una válvula de corte que regula la presión de gas la red domiciliaria. La red debe funcionar con una presión que no debe superar el kilo y medio y no debe ser menor al medio kilo.  “Se lleno de liquido una válvula de corte y se congeló. Nos llevó una media hora poder descongelarla y restablecer el servicio para la población” afirmaron desde la planta de gas, aunque aclararon que, “por una cuestión de seguridad” durante la mañana, personal del municipio, bomberos voluntarios y gasistas matriculados salieron a recorrer los domicilios para habilitar nuevamente los reguladores domiciliarios y la situación se normalizó alrededor del mediodía.

El frio polar  generó inconvenientes con el agua en algunas localidades donde se congelaron las cañerías y también en vehículos que no pudieron ponerse en funcionamiento por congelamiento del gas oíl. “Hicieron 20 grados bajo cero. Se congelaron los tanques de agua y también las cañerías de algunos domicilios. Todavía tenemos el suelos cubierto con unos dos centímetros de nieve…. el frio es insoportable” señaló el comisionado de fomento de Clemente Onelli, Luis Castillo.

 

Fuente: diario Rio Negro

Comentarios