El gran corazón de Pachino

Compartir

Una vez más Mario Francisco “Pachino” Batalla puso de manifiesto su hombría de bien y su solidaridad con quienes menos tienen. Hoy le cocinó y compartió un almuerzo con un abuelo del barrio Ceferino de Jacobacci. Es una iniciativa que lleva adelante con los trabajadores de Radio Nacional y algunos amigos.

 

Hoy, cuando el sol comenzaba a asomar, Mario Francisco Batalla, a quien apodaron hace muchos años como “Pachino”, empezó a acomodar las cosas. Una vieja olla de hierro fundido, la parrilla, un juego de cuchillos, la tabla de picar, repasadores y vasos, entre otras utensilios fueron minuciosamente colocados en el baúl a su vehículo. Por otro lado, tomó un paquete de arroz, chorizos, papas, batatas, un asado de costillas vacunas y condimentos que también formaron parte del equipaje armado para realizar un corto viaje hasta el barrio Ceferino. No faltó, entre las cosas, una botellita de “caña con ruda”, bebida que tradicionalmente se toma durante los primeros días de agosto como parte de una milenaria tradición del litoral argentino.

En el barrio Ceferino lo espera Domingo Pereira….  el “Petiso Pereira”. Alrededor de las 10:30 horas, acompañado por algunos amigos y compañeros de trabajo, llegó a la precaria vivienda de este abuelo de 70 años que vive solo y en condiciones muy vulnerables.  Rápidamente hizo un fuego en el patio y, entre mate y mate,  empezó a cocinar con un objetivo muy claro: compartir un almuerzo con este vecino. Acompañarlo durante algunas horas…. Compartir vivencias y pasarla bien.

“Siempre tuve la idea de poder hacer este tipo de cosas. Hoy tengo la posibilidad de hacerlo… compartir una comida con un abuelo que vive solo, acompañarlo aunque sea unas pocas horas, me hace sentir bien” sostuvo ante la consulta de “Noticias 23”.

Si bien la idea es suya, cuenta con la complicidad de sus compañeros de LRA 54, Radio Nacional Jacobacci. Desde su humildad, intentó involucrar a quienes lo acompañaron en la organización de compras, pero rápidamente el director de la emisora, Marcelo Ramallo, aclaró las cosas… “Pachino compro con su dinero todos los ingredientes y quiso venir  a cocinarle a esta vecino. Nosotros solo lo acompañamos….”

La de hoy fue la primera de una serie de salidas a los barrios programadas para el futuro.  En este caso, previamente el cocinero le consultó a Domingo que quería comer. “Mi invitado…, aunque estemos en su casa el Petiso es el agasajado,  quería comer un buen asado y yo un guiso de arroz. Así que cocinamos las dos cosas para compartir con él y con algunos vecinos que invitó” agregó.

La idea es poder recorrer los distintos barrios y compartir una comida con un abuelo. En unos quince días, si todo anda bien, visitara el barrio El Faldeo. Son pequeños gestos que hacen grandes a personas como Pachino.

Desde un tiempo este correntino de Monte Caseros que se radicó hace muchos años en Jacobacci, realiza este tipo de gestas solidarias. Afirma sentirse un jacobaccino más y se muestra muy agradecido con la comunidad. Lo mueve su gran corazón solidario y su pasión por la cocina. Y lo acompaña su “incondicional” grupo de amigos y su familia.  En cada una de estas acciones tiene siempre presente lo que le inculcó su papá desde muy chico: “uno tiene que ser agradecido… Y si puedo darle una mano a alguien… porque no hacerlo”.

Comentarios