“Un argumento frívolo para una cuestión de Estado”

Compartir

La diputada nacional Silvia Horne (FpV) cuestionó en duros términos a la su par Silvina García Larraburu (FpV) por su cambio de postura sobre la votación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La instó a reflexionar y a acompañar la sanción de la ley que se vota el miércoles.

 

La diputada nacional Silvia Horne (FpV) cuestionó en duros términos a la senadora nacional Silvina García Larraburu (FpV) por su cambio de opinión y su anuncio de votar negativamente el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que tiene media sanción en la Cámara de Diputados y que será tratado en el Senado el próximo miércoles 8 de agosto. La instó a reflexionar y a acompañar la sanción de la ley y cuestionó los dichos de la senadora, cuando planteó que el debate del aborto era un tema de moda.

“Las mujeres, hemos transitado este debate, sobre la desclandestinización del aborto, que implica no solo su despenalización, sino la garantía de su atención en el sistema de salud argentino, con un gran respeto a las convicciones de las personas, en la comprensión de querer dar un paso más en el proceso de reconocimiento, descorriendo los  velos que nos confinan a la mentira, a la hipocresía negacionista, y en no pocos casos a la muerte por septicemia”, expresó Silvia Horne.

“Hemos cuidado y seguiremos haciéndolo, que las diferentes visiones sobre este tema no hieran los espacios de construcción política, y en particular, en el peronismo, que conviven la diferentes posturas. Pero jamás admitiremos que se trate de una «moda», como si fuese un posicionamiento circunstancial, coyuntural, o que pueda «pasar de moda» cuando está en juego el propio cuerpo, la salud, la vida. Hemos dado con precisión, y desde el conocimiento profundo, con datos certeros, especialista de diferentes disciplinas,  argumentos válidos, incluso los seguimos desarrollando en diversas cartas colectivas, cómo la que dirigimos a la senadora autora de esos dichos”, destacó la diputada rionegrina.

Horne dijo que “con la vocación de que no se vanalice  una cuestión tan grave, y que el Estado debe atender, la IVE hoy es reivindicada millones de mujeres y también de hombres”.

“Ante la inmensa expectativa  que despierta la definitoria sesión del 8 de agosto en el  Senado,  posiblemente los senadores y senadoras sientan sobre si una gran presión. Pero seguramente, en el fuero más íntimo cada persona tiene la capacidad de abstraerse de las mismas, y poner en la balanza las verdaderas razones, y votarlas”, concluyó Horne, quien invitó a la senadora justicialista a “hacer historia” y a acompañar la sanción de la ley.

Comentarios