No le renovarán el contrato al único psicólogo de Maquinchao

Compartir

La decisión del Ministerio de Salud de la provincia de no renovarle el contrato al único psicólogo del hospital de Maquinchao genera opiniones encontradas entre el profesional, quien denuncia persecución laboral, y las autoridades de Salud que afirman incumplimiento de tareas. Desde el Ministerio de Salud se está convocando a aspirantes a cubrir la vacante que se producirá a fin de este mes.

 

El psicólogo Federico Espinoza, quien comenzó a desempeñarse en el área de Salud Mental del hospital “Dr. Orencio Callejas” de Maquinchao el 1 de junio de 2017, afirmó que “por una decisión arbitraria” las autoridades de Salud decidieron rescindir su contrato a partir del próximo 31 de agosto. Denunció que desde principios de este año viene padeciendo una “persecución laboral y abuso de poder” por parte de los directivos del nosocomio y que “en función de ello, el 11 de abril solicité mi pase a Viedma, porque allí me aceptaban y además porque tengo mi familia en esa ciudad. Y con fecha 6 de julio recibo una nota del área de Recursos Humanos del Ministerio de Salud donde se me niega el pase porque afectaría el normal desempeño del servicio de salud mental del hospital de Maquinchao. Después no tienen ningún inconveniente en darme de baja y dejar descubierto el servicio”, afirmó Espinoza.

El profesional, actualmente de licencia, agregó que hasta marzo de este año sus compañeros reconocían que hacía falta un psicólogo más para el área de Salud Mental del hospital.

Por su lado, la Directora del hospital, licenciada Daniela Roxana Muñoz, afirmó que la decisión de dejar sin efecto el contrato de Espinoza la tomó la Coordinación de Salud Mental Comunitaria de la provincia por incumplimiento laboral. Aclaró que durante los primeros siete meses se le dio la oportunidad para que organizara su trabajo y que desde las distintas áreas del hospital e instituciones se recepcionaban quejas. Detalló que el profesional no cumplía las necesidades hospitalarias ya que estaba tres días en Maquinchao y se iba a Viedma, quedaban las guardias descubiertas, no había articulación con los otros servicios, no se hacía atención en la zona rural y no se respetaban los acuerdos con otras instituciones.

Fuente: Diario Rio Negro

Comentarios