La ayuda solidaria de “Verte reír” llegará a Comicó

Compartir

Con el  objetivo de seguir ayudando a los niños, “Verte Reír” llegará a Río Negro para apadrinar a la Escuela 209 de Comció.

El próximo 2 de mayo, este grupo solidario, visitará este pequeño paraje ubicado en la Meseta de Somuncura para llevar ropa de abrigo, calzado y frazadas, entre otras cosas, para los niños del único establecimiento educativo del lugar al que asisten unos 25 alumnos.

Todo depende de las necesidades

El miércoles 1 de mayo integrantes del Verte Reír llegarán a Los Menucos y un día después recorrerán los 60 kilómetros que separan a esta localidad con el paraje Comicó, para comenzar un nuevo desafío en la única Escuela Rural de allí, la N° 209.

“Nos esperan 25 alumnos, familias y docentes con diferentes necesidades.   Vamos a llevar lo que recolectemos y nos traeremos las necesidades que tienen para poder buscarles respuestas”, agregó Martín y agregó que “el proyecto socio-educativo a realizar en este lugar dependerá de las necesidades que encontramos allí.  Lo decidiremos junto a la docente y los padres que se acerquen ese día”.

Para poder llevar adelante estas acciones, el grupo Verte Reír apela a la solidaridad de la población. Para ello, los interesados en colaborar deben comunicarse a las cuentas de Instragram @marangax22 o @vertereirsolidario. También al Facebook: “Verte reír, nos hace bien.”

Un grupo de amigos

Verte Reír, comenzó a desempeñar acciones solidarias en el 2015, año en el que Martín Mosiewicki, Maia Wiernik y Sebastián Kahansky,  amigos de la infancia, tuvieron la brillante idea de empezar a apadrinar escuelas rurales del país. Para ello cuenta con la solidaridad de la población, que siempre responde a cada convocatoria.

Con el paso de los años se fueron sumando otros integrantes, como Marcelo, un vecino viedmense que en esta oportunidad será uno de los integrantes que llegará hasta la escuela de la Región Sur.

 “Desde hace cuatro años, tenemos como misión apadrinar escuelas rurales a lo largo del país. Nuestro objetivo en cada establecimiento es lograr trabajar en el área socio-educativa”, señala Martin.  El hombre detalla que el grupo comenzó a desempeñar esta tarea en 2015 en la Escuela Rural 808 de Pampa del Indio, en Chaco. Allí  construyeron una plaza de juegos para 37 chicos.

Dos años después, realizaron un playón deportivo y consiguieron bicicletas para cada uno de los 9 alumnos de la  C.E.R 81 Mariano Moreno de Campo La Escondida, una escuela de Venado Tuerto, Santa Fé, y durante el 2018 llegaron a Escuela Rural 138 de la localidad de Winfreda, La Pampa. Allí lograron que los 11 alumnos tengan un laboratorio de ciencias y solventar dos viajes educativos a la ciudad.

Fuente: Diario Río Negro.

Comentarios