Compartir

La provisión del agua potable para los vecinos de Pilcaniyeu podría mejorar en los próximos días cuando finalicen las tareas encaminadas en la localidad por personal del Departamento Provincial de Agua.

“El tema agua nos tenía muy preocupados. El último verano tuvimos muchísimos problemas y no la pasamos bien. Esta nueva perforación que se hizo nos da un poco de tranquilidad. Veremos si la podemos complementar con una nueva cisterna” señaló el intendente de Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef al referirse a la nueva captación de agua que realizo un equipo técnicos del Departamento Provincial de Agua y que será puesta en funcionamiento en los próximos días.

Pilcaniyeu tiene unos 350 usuarios del servicio de agua potable. En los últimos veranos, debido a la sequia que afectó la zona en los últimos años, las napas bajaron abruptamente y en forma paralela la población creció.  Ante el incremento del consumo, en la época estival, las captaciones no alcanzaban a abastecer la demanda de la población. A ello se le sumo la escasa “reserva” que tiene la localidad. Esta situación originó un la falta de agua en distintos barrios. Durante algunos días, el personal de Aguas Rionegrina que administra el servicio, diariamente debía “sectorizar” el suministro de agua, “abriéndole la canilla” a algunos barrios y cerrándosela a otros. Esto, además de la preocupación e incomodidad, causaba malestar en la población.

LEER  Vuelve a faenar el matadero de Jacobacci

Luego de gestiones realizadas por el jefe comunal ante Aguas Rionegrinas, se realizó una perforación  de 102 metros de profundidad para inyectar agua al sistema actual. La obra quedó emplazada en el predio de la Unidad 75 de Policía. En los próximos días se instalará allí un equipo de bombeo y se conectará a la red domiciliaria.

Ayuelef detallo que la localidad cuenta con una cisterna de almacenamiento de unos 15.000, volumen que no alcanza para abastecer a la población. En este sentido agregó que inicio gestiones ante el gobierno provincial para poder conseguir la construcción de una nueva cisterna que permita no solo garantizar el agua suficiente para los casi 1000 habitantes, sino también tener previsibilidad ante el desarrollo de la localidad.

“Esta nueva perforación es muy importante, pero necesitamos también una cisterna. Hoy la que tenemos no se alcanza a llenar nunca. Entonces ante un corte de luz, por más breve que sea, siempre nos quedamos sin agua. Necesitamos tener una reserva para cuando la demanda aumenta y cuando se nos corta la luz” sentenció.

Comentarios