Compartir

Fue en la zona de Pichi Leufu abajo. Una médica y un enfermo salieron desde Pilcaniyeu y debieron luchar contra la nieve que se acumulaba en el camino vecinal. Lograron llegar y el chico evolucionó bien. (Fotos: gentileza)

Un niño de siete años que presentaba un cuadro clínico fue rescatado en medio del temporal de nieve por personal hospital de Pilcaniyeu.

Una de las camionetas que realizó el viaje encajada en la nieve

El pequeño, oriundo de Bariloche, se encontraba de vacaciones en el campo de sus abuelos en el paraje Pichi Leufu, en una zona de difícil acceso debido a la complejidad geográfica y la cantidad de nieve acumulada durante el pasado fin de semana.

El sábado a la tarde, ante el malestar estomacal que manifestaba el pequeño, su abuelo buscó señal de celular subiéndose a uno de los puntos más altos cercanos a la vivienda rural y envió un mensaje comunicando la situación a un familiar de Bariloche. 

De allí, el domingo alrededor del mediodía se comunicaron con el hospital de Pilcaniyeu poniendo en conocimiento a los médicos de la Guardia. 


“Recibimos el llamado alrededor de las 13:30 horas, más o menos e inmediatamente organizamos la salida hasta el campo donde estaba en pequeño.
Nos fue muy difícil poder llegar hasta la casa porque en algunos sectores la nieve superaba holgadamente los 60 centímetros. Por suerte pudimos llegar a tiempo y trasladar al pequeño hasta el hospital de Pilcaniyeu”, afirmó a Río Negro la médica generalista Silvana Márquez, para quien fue toda una odisea realizar el viaje.

La médica generalista Silvana Marquez camina en la nieve para llegar hasta la vivienda donde se encontraba el pequeño.

Márquez, una cordobesa de 38 años, se recibió el pasado 31 de mayo luego de realizar la residencia en el hospital López Lima de Roca y el 10 de julio pasado llegó a Pilcaniyeu. El domingo fue la segunda vez en su vida que tuvo contacto con la nieve.

LEER  El asfalto de la Ruta Nacional 23 está a las puertas de Bariloche

El viaje fue organizado en forma conjunta con el municipio de Pilcaniyeu, quien inmediatamente dispuso de un vehículo y personal. La ambulancia del hospital, una Ford Ranger 4 x 4 y la Toyota 4 x 4 del municipio partieron hacia el campo ubicado a unos 25 kilómetros al noroeste de Pilcaniyeu a las 14:30 del domingo. 

Además de Márquez, en ellas viajaron el chofer y el enfermo del nosocomio, Martin Pichuman y Miguel Antimilla, respectivamente y personal municipal. Luego de realizar los primeros 9 kilómetros por el asfalto de la ruta Nacional 23, ingresaron al camino que conduce a Villa Llanquin. A partir de allí comenzaron las complicaciones.

Tuvieron que vadear el río Pichi Leufu, subir pendientes muy abruptas, y en distintos sectores del camino, la nieve cubría más de la mitad de las cubiertas de los vehículos y, a pesar del uso de cadenas, se hacía muy difícil poder avanzar. Se quedaron varias veces encajados en la nieve o en la banquina. 

Márquez detallo que el último tramo hasta llegar a la vivienda donde se encontraba el pequeño junto a su familia, “tuvimos que hacerlo a pie porque no se pudo seguir avanzando con los vehículos. Fueron unos 600 metros y luego el abuelo trasladó al pequeño en un caballo hasta donde había quedado la ambulancia”.

La profesional detallo que el llegar un familiar les explicó que el pequeño presentaba dolores abdominales y además había tenido vómitos y fiebre. El regreso fue menos complejo debido a que “la huella” ya se había marcado con el paso de los vehículos. Llegaron a Pilcaniyeu pasadas las 18 horas. Luego de ser atendido en el hospital de esa localidad y ante una sospecha de apendicitis, se decidió su derivación al hospital zonal de Bariloche donde se le practicaron estudios de mayor complejidad.

Más tarde se supo que el chico evolucionó bien y se descartó la apendicitis.

Fuente: Diario Río Negro (José Mellado)

Comentarios