Compartir

En el día del Agente Sanitario reconocieron la labor que desempeña en barrios humildes de Bariloche. En una entrevista brindada al diario barilechense El Cordillerano, la mujer detalló el trabajo que realiza y saludo a sus compañeros. (Foto: gentileza)

Cruz Angélica Bravo, se desempeña como agente sanitaria en los barrios Malvinas, Nahuel Hue, El Maitén y Cooperativa 258. Desarrolla su labor diaria visitando familias vulnerables e intenta dar una respuesta concreta a cada una de las demandas de salud, hábitat y otros ítems. Debe estar en contacto con 2.500 familias, solo en el Malvinas y Nahuel Hue, por ello es que afirmó que “ser agente sanitaria es un trabajo muy humano”.
En el centro de salud Ojo de Agua del barrio Malvinas, Cruz Angélica Bravo se desempeña como agente sanitaria, y ayer que fue su día, mediante El Cordillerano, saludó “a todos mis compañeros agentes sanitarios” y confirmó que “el viernes nos reuniremos entre todos para estar juntos unos momentos”.
Si bien el programa prevé que “nuestra labor se ubique en los barrios Malvinas y Nahuel Hue, también visitamos a familias de los barrios El Maitén y Cooperativa 258”, dijo.
“Cuando realizamos las visitas, depende del grado de ayuda que necesite el paciente”, señaló, para agregar “hay pacientes crónicos que necesitan la medicación, tomamos la presión en sus viviendas e incluso medimos la glucemia a los diabéticos y registramos las visitas, lo que sirve como un censo de cada familia”, afirmó.
“Trabajamos con el INTA y Pro huerta, salimos con otro compañero todos los días, por ahora estoy sola y espero que el lunes se sume una nueva compañera”, sostuvo.
En las visitas se ven diferentes grados de vulnerabilidad, indicó la agente sanitaria y acotó “tanto en lo social como en lo habitacional, vemos la falta de alimentos, situaciones de abuso, violencia e intentamos dar una respuesta a cada caso”.
“Si hay algo que nos reconforta, es dar una solución en el momento, vivimos situaciones difíciles y heredé la fuerza de mi madre que era agente sanitaria y se jubiló hace poco, somos mujeres de carácter fuerte y aprendemos a separar las cosas del trabajo de las de nuestra familia”, confió Cruz.
Afirmó, “hay muchos abuelos y abuelas solas, aunque hay grupos de abuelos en el barrio Malvinas y también muchas familias numerosas, y si bien se suma mi compañera, no creo que podamos cubrir todo el sector”.
En esa línea consignó “en Malvinas y Nahuel Hue hay 2.500 familias con un promedio de 4 hijos cada una y creo también que es necesario que haya más agentes sanitarios”.
“Uno ama su trabajo”, afirmó luego de sostener que el salario no es acorde al trabajo que realiza como agente sanitaria. “Muchas veces sacamos de nuestros bolsillos para dar una ayuda o del fondo que tenemos para comprar yerba o azúcar, confesó.
En el final, Cruz Angélica dijo “cuando visitamos a las familias, generamos un vínculo directo, es un trabajo muy humano” y finalizó “saludos y besos a todos mis compañeros y compañeras, sé que ellos también aman su trabajo”.

LEER  García Larraburu reconoció al ciclista patagónico Cristian Ranquehue

Fuente: El Cordillerano

Comentarios