Compartir

El objetivo fue concientizar a la población sobre la importancia de incrementar la forestación y contribuir a la lucha contra la desertificación que afecta en la zona.

Buscando incrementar los espacios verdes, concientizar a los vecinos sobre la importancia que tiene la forestación y contribuir contra la desertificación, el viernes pasado el municipio de Maquinchao llevó adelante la campaña  “Un niño, un árbol”.

La intendenta de Maquinchao, Silvana Pérez (UCR) encabezó la campaña.

El objetivo fue entregar un árbol con su nombre a cada niño nacido entre el 1 de agosto de 2018 al 31 de julio de 2019 en el marco de una actividad que se desarrolló en la plaza Aimé Painé.

LEER  La pileta de Valcheta ofrece múltiples actividades para todas las edades

La campaña fue una iniciativa impulsada por la encargada de Riego y Forestación de la Secretaría de Producción Municipal, Mara Tonini, quien estuvo acompañada por la intendente, Silvana Pérez (UCR), la encargada del Registro Civil, Leticia Vargas,  el concejal  Alberto Catriel (FpV),  padres y niños. Cada niño beneficiado recibió un árbol producido en el Vivero Municipal.

Comentarios