El intendente de Ramos Mexía no le atiende ni el teléfono a su sucesor electo

Compartir

El socialista Nelson Quinteros fue elegido intendente en junio y desde hace cuatro meses busca reunirse con el jefe comunal saliente para el traspaso.

El socialista Nelson Quinteros ganó la elección en junio y será el próximo intendente de Ramos Mexia. Pero, desde hace cuatro meses, busca reunirse con el jefe saliente, el justicialista Patricio Colil y no logra que le atiendan el teléfono. Quinteros hizo pública su preocupación.

El mandatario electo hizo pública su preocupación y adelantó, desde  diciembre, distintas auditorías de las cuentas municipales. Advirtió de gastos desmedidos para una próxima fiesta y de irregulares contrataciones de parte del actual jefe comunal

Con un padrón de unos 800 electores, Ramos Mexia eligió el 23 de junio a Quinteros mientras que Colil terminó tercero. Según el próximo intendente, su antecesor “no va más al municipio” y la conducción la ejerce su hija, que es directora de Cultura. “Está en su casa, no está yendo al municipio, anda con su auto por el pueblo”, contó.

La transición todavía no apareció. “Seguimos a la espera. El intendente Colil nunca se ha comunicado, no nos atiende el teléfono, lo he llamado en diferentes ocasiones y siempre se negó a atenderme, por lo que no hemos tenido acceso a ningún tipo de información oficial referida a cuestiones de la municipalidad”, explicó Quinteros.

El 10 de diciembre asumirá finalmente y prevé un plazo de revisión por dos meses. “Tengo el presentimiento de que nos vamos a encontrar con un municipio vacío, con las arcas al rojo vivo”, adelantó.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios