La provincia destinó $ 50 millones los bomberos voluntarios rionegrinos

Compartir

En los últimos siete años, el Gobierno de Río Negro encaró la mayor entrega de equipamiento de la historia para los bomberos voluntarios. Además, se sumaron beneficios que jerarquizaron su tarea y ofrecieron condiciones dignas de trabajo, saldando una vieja deuda con el sector.

La provincia cumplió una deuda histórica con los bomberos voluntarios rionegrinos. En los últimos siete años se destinaron más de $50.000.000 de los Fondos Petroleros para la compra de 53 autobombas y 36 vehículos 4×4, poniendo a los bomberos en las mejores condiciones para enfrentar las emergencias.

Junto a la Federación provincial, se compraron autobombas medianas, de ataque rápido, de ataque rápido 4×4, con escalera 32 metros y 42 metros, camiones cisterna con bomba, unimogs de rescate y camionetas doble cabina 4×4, entre otras cosas. A esto se suma la compra de múltiples herramientas e indumentaria de trabajo para el personal.

Además, se sumaron otros beneficios como la creación por Ley de la figura de “Cuartelero”, otorgándole cuatro agentes contratados por el Estado a cada asociación, lo que asegura la atención de emergencias las 24 horas del día los 365 días al año, aumentando la capacidad de respuesta. El Ministerio de Seguridad y Justicia se hace cargo del pago de salarios de los 36 trabajadores, enmarcados en las condiciones de la Ley 1.844, en agrupamiento Servicio de Apoyo.

Pero también se trabajó para que los bomberos voluntarios gocen de beneficios primordiales en sus funciones, tales como pensiones graciables vitalicias, seguros IAPS y obra social IPROSS, poniéndolos en igualdad de condiciones con cualquier otro trabajador.

Esta medida se encuentra acompañada por la gestión del subsidio que otorgan EDERSA y el 9% de la recaudación mensual de Lotería de Río Negro para el funcionamiento de los cuarteles.

Comentarios