Compartir

Vecinos de la localidad denunciaron que no asistieron a socorrer a dos mujeres heridas en un accidente vial.

Una denuncia sobre la ausencia de los bomberos voluntarios de Ramos Mexía en un accidente ocurrido el pasado jueves en cercanías de esta localidad, generó malestar en la población y el inicio de una investigación por parte de la Federación de Bomberos Voluntarios de la provincia y de la Dirección de Protección Civil.

Minutos antes del mediodía de el jueves, un vehículo que se dirigía desde Bariloche a San Antonio Oeste, volcó en el kilómetro 197 de la ruta nacional 23, en cercanías de Ramos Mexía. El rodado, un Ford Focus, color gris oscuro, dominio JRM 710, era conducido por María Del Carmen Tita, de 52 años. En el asiento del acompañante viajaba María Emilia Louter, de 8 años. Ambas resultaron con heridas lesiones leves y fueron atendidas en el nosocomio local.

El accidente generó gran preocupación en la pequeña localidad de la Región Sur rionegrina y también malestar contra los bomberos voluntarios de la localidad.  Vecinos denunciaron que “no asistieron” al lugar del accidente. Tuvieron que actuar sus pares del cuartel de Sierra Colorada, localidad ubicada a 40 kilómetros.  En este sentido, el presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios de Río Negro, José Calderón, admitió que recibieron fotografías y denuncias haciendo referencia a la ausencia de los bomberos en el accidente, que el cuartel estaba cerrado y que además el móvil principal no se encontraba en la localidad. “Estamos muy preocupados. Estamos investigando la veracidad de estas denuncias. Si no estaban en el lugar del accidente y porqué. Lo mismo que el lugar donde se encontraba el móvil” afirmó. Agregó que puso en conocimiento de la situación Director de Protección Civil, Adrián Iribarren, y que de corroborarse los hechos, le correspondería una dura sanción a la directiva del cuartel.

LEER  Plan Castello: llega el gas natural a Aguada Cecilio

El hombre calificó la situación del cuartel de Ramos Mexía como “muy delicada” y detalló que está intervenido desde el 2012. Sin embargo aclaró que recibe los fondos provinciales que aporta Lotería y Edersa y que les permiten funcionar.

Por su lado, al ser consultada por este medio, la jefe del cuartel de bomberos voluntarios de Ramos Mexía, Vilma Bartolo, desmintió que la sede estuviera cerrada y afirmó que “el servicio telefónico de emergencias, el 100, no funciona desde hace un tiempo. La población lo sabe” agregó.

Comentarios