Compartir

El decreto establece que quedan exceptuado de esta disposición el personal de las fuerzas de seguridad y del Ministerio de Salud.

La gobernadora de Río Negro Arabela Carreras decretó en la jornada de este miércoles y hasta el 31 de marzo, un receso general excepcional para la administración pública y los organismos que de ella dependen, como medida preventiva para hacer frente al avance del coronavirus provincial.

La medida, que ha sido publicada en el Boletín Oficial, establece en su artículo primero el receso general excepcional, librando de asistencia al personal, cualquiera sea su condición, bajo requerimiento de respetar el aislamiento dispuesto.

Establece el decreto que quedan exceptuado de esta disposición el personal de las fuerzas de seguridad y del Ministerio de Salud.

LEER  Nación y Provincias, juntas contra la pandemia

Se faculta al resto de los organismos y dependencias de la administración pública provincial que presten servicios esenciales y que sean necesarios para afrontar la emergencia sanitaria, a exceptuarse de la medida.

A tales efectos, cada ministerio deberá determinar las áreas esenciales o críticas de prestación de servicios indispensables para la comunidad.

Los titulares de las respectivas jurisdicciones estatales deberán garantizar un esquema de guardias mínimas.

Quedan suspendidos todos los plazos administrativos durante el período de receso dispuesto por este decreto.

La gobernadora también invito a los municipios y comisiones de fomento y entidades públicas a actuar de la misma manera.

Comentarios