Compartir

El Ejecutivo Municipal elabora una Resolución para impedir el acceso de foráneos a la ciudad, extremar los controles en cuanto al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y aplicar las multas correspondientes a quienes no lo respeten.

El municipio de Jacobacci cerrará los accesos a la ciudad para foráneos y pondrá mayor riguricidad a los controles y multas a quienes no cumplan con el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio impuesto por el Gobierno Nacional a través del DNU 287/20.

Durante la mañana de este sábado, el intendente Carlos Toro, junto a sus colaboradores elaboró en un proyecto de Resolución que enviará en las próximas horas a los Concejales, cuyo espíritu es reforzar las medidas preventivas por el Coronavirus. Se espera que la iniciativa se aprueba cuanto antes, para que comience a regir en esta jornada. Se mantendrá hasta el 31 de marzo, inclusive.

Las medidas dispuestas por el municipio de Jacobacci están en consonancia con otros municipios de la provincia. Algunos ya han avanzando en este sentido y otros lo están haciendo durante esta jornada.

“Buscamos que la gente respete el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional. Hasta ahora habiamos apelado a la buena predisposición de nuestros vecinos, pero hemos visto que en algunos casos no lo han hecho y necesitamos que todos los quedemos en casa. Es la mejor forma de prevención que tenemos ante esta pandemia. Tenemos la obligación de cuidarnos entre todos” señaló el jefe comunal a “Noticias 23”.

LEER  Exitoso festival artístico en Jacobacci organizado por el Ballet Renacer

Durante el primer y segundo días de aislamiento, el panorama dejo ver una importante cantidad de vecinos en las calles y algunos comercios que según el DNU deben estar cerrados, con sus puertas abiertas.

El intendente adelanto que el proyecto de Resolución establece el cierre de los ingresos para personas que deseen venir a Jacobacci y no tengan su domicilio en la ciudad. En este sentido detalló que solo podrán ingresar proveedores de alimentos, medicamentos, insumos y combustible. También transportistas de diatomea. En todos los casos, luego de ingresar al radio urbano, deberán pasar por el hospital para el respectivo examen médico. En cuanto a los comercios, solo podrán abrir sus puertas para la atención al público los rubros alimenticios, medicamentos, limpieza, polirubros, ferreterías, corralones de materiales de construcción y empresas mineras.

Respecto a los taxis y remises, los propietarios deberán portar alcohol en gel o diluido en agua, franelas y otros elementos de desinfección. Podrán transportar, en el asiento trasero, hasta un máximo de dos pasajeros por viajes, los que deberán portar barbijos.

El jefe comunal agregó que “seremos muy rigurosos con quienes incumplan este aislamiento, aplicando las clausuras y multas vigentes”.

Comentarios