Compartir

La formulación de cargos se realizó este sábado. Una medida cautelar los obliga a quedarse en el domicilio que fijaron hasta que finalice la decisión tomada por el Gobierno Nacional.

Siete personas fueron notificadas del inicio de causas judiciales en su contra por «haber desobedecido a una autoridad policial que les requirió el cumplimiento del Decreto 297/ 2020. El mismo dispuso el aislamiento social preventivo y obligatorio en todo el país».

Cinco de las personas detenidas son de Viedma y las dos restantes de San Antonio Oeste.

La fiscal Paula Rodríguez Frandsen estuvo a cargo de la acusación que implicó en cada uno de los casos, la solicitud de una medida cautelar que les imponga obligatoriamente el cumplimiento de tal situación de aislamiento hasta tanto el mismo tenga vigencia. Además requirió que agentes de la Policía de Río Negro controlen con visitas periódicas acerca de a permanencia de los mismos en los domicilios que declararon.

LEER  Carreras se reunió con los equipos de Salud y presentó el test rápido del plan Detectar

La imposición de tal medida, que a partir de la audiencia de este sábado les fue dictada por la Jueza de Garantía, Itziar Soly, implica que ante un nuevo incumplimiento se verá agravada la cautelar, llegando incluso a la más gravosa, la prisión preventiva.

La detención de uno de los aprehendidos se produjo en el marco de una tentativa de robo que pretendió realizar en un negocio de venta de bebidas alcohólicas, por lo que en la oportunidad también se le formularon cargos.

Todos los hombres, salvo uno de ellos, carecían de antecedentes penales. Todos ellos fueron representados legalmente en la audiencia por el Defensor oficial Pedro Vega.

Fuente: Diario Río Negro.

Comentarios