Jacobacci vuelve a mostrar su costado solidario en la cuarentena

Compartir

Ante la pandemia, un grupo de mujeres realiza distintas actividades para colaborar con el hospital de Jacobacci. Se organizó y funciona a través de las redes sociales.  Cuenta con la colaboración de la comunidad.

A casi 50 días de cumplirse el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio en Argentina, la solidaridad cumple un rol fundamental en la ciudad de Ingeniero Jacobacci.

Del mismo modo que ocurrió hace exactamente nueve años con la erupción del volcán Puyehue, y en otras situaciones criticas, en este tiempo de coronavirus los gestos solidarios de los vecinos se multiplican.

La directora del hospital de Jacobacci, Alejandra Lépori, recibe una donación de barbijos. La entrega la hicieron Iris Sosa y Vilma Miguel. (Foto: Gentileza)

Son muchas las personas, a través de grupos de amigos o de instituciones en las que se desempeñan, que dedican gran parte de su tiempo para ayudar a quienes más lo necesitan.

Es el caso de la “Mujeres Solidarias Jacobacci 2020”, un grupo de vecinas que se organizó espontáneamente a través de las redes sociales con el objetivo principal de colaborar con el hospital “Dr. Rogelio Cortizo”.

La emergencia sanitaria motivó a estas vecinas, y muchos otros jacobaccinos, a poner sus energías, su tiempo y el amor al prójimo para dar una mano en lo que sea necesario.

Fue así que el 24 de marzo, amigas que se juntan periódicamente a jugar al burako, comenzaron a convocar a otras mujeres dispuestas ayudar al hospital.

El grupo Mujeres Solidaria está integrado por vecinas de distintas edades y profesiones. (Foto: Gentileza).

“La convocatoria fue por Whatsapp. Empezaron las chicas del burako y nos fuimos sumando otras. Al principio eramos unas pocas y hoy somos más de 30. Es una tarea reconfortante desde todo punto de vista. De lo que podemos hacer nosotras por nuestro hospital y del apoyo que tenemos del resto de la comunidad en cada convocatoria que hacemos” señala Verónica Viña.

El hospital de Jacobacci es el principal centro de salud de la Región Sur rionegrina y de referencia para el resto de las localidades de la zona. La pandemia realzó su importancia.

Desde Salud se proyecto la apertura de un centro de internación alternativa para poder dar respuesta ante una emergencia extrema.

Un empresario hotelero puso a disposición 30 camas que se armaron en el Club Huahuel Niyeo y rápidamente las Mujeres Solidarias realizaron una campaña de recolección de sábanas, toallas y toallones para equipar el lugar.

Camisolines de friselina fueron confeccionados para el personal hospitalario. (Foto: Gentileza).

Vilma Miguel, detalló que en el lugar necesitaba biombos para poder separar las camas y aislar, de alguna manera a los pacientes. “Compramos friselina y los hicimos y después tuvimos la colaboración de otros vecinos con más tela y se confeccionaron camisolines, botas, gorros y tapabocas, Siempre pensando que si la situación se desbordaba, por suerte no pasó nuestro hospital no iba a poder abastecer la demanda”.

Las respuestas de las mujeres, y del resto de los vecinos solidarios, siempre responden a las demandas planteadas por el hospital.

Con el correr de los días, se fueron sumando otras donaciones. El grupo se contactó con el Rotary Club de Bahía Blanca, quien les donó nylon de “silo bolsa”, con el que confeccionaron batas sin costuras.

El Rotary Club de Bahía Blanca donó “silo bolsa” para confeccionar batas para el personal hospitalario. (Foto: Gentileza).

También, recolectaron una importante cantidad de dinero y compraron dos costosas cápsulas de aislamiento para traslados de pacientes con COVID.

En cada convocatoria que realiza ante un objetivo a cumplir, el apoyo de la comunidad es inmediato. “Nosotros somos un nexo. La sociedad responde siempre muy bien cada vez que la convocamos. No tenemos más que palabras de agradecimiento por el apoyo que recibimos” sostiene María Celia González.

Para muchas personas, enfrentar el aislamiento no es fácil. El encierro, la imposibilidad de juntarse a tomar mates, a compartir una comida o a jugar al burako con amigas, son situaciones que repercuten de distintas manera en las personas.

Personal del Laboratorio del hospital luce algunos de los tapa bocas confeccionados por la Mujeres Solidarias. (Foto: Gentileza)

“La situación no impide juntarnos como lo hacíamos habitualmente. Pero, sin querer nos hemos organizado súper bien. A través de Whatsapp nos vamos enviando fotos y mensajes de los que hacemos cada una de nuestras casas. Organizamos las actividades, nos ayudamos, nos contenemos… Hay mujeres que cosen, otras que realizan otras actividades, algunas que nos dan el apoyo logístico, la contención psicológica y afectiva en este momento tan difícil para todos… Todas cumplimos un rol muy importante en este grupo” afirma Iris Sosa.

Dos cápsulas de aislación para traslado de pacientes con COVID fue la ultima donación que recibió el hospital. (Foto: Gentileza).

Actualmente y ante la emergencia sanitaria, el Grupo Mujeres Solidarias Jacobacci 2020, tiene su objetivo puesto en el hospital de Jacobacci, pero adelantaron que en virtud de la unión y confraternidad que han logrado, “cuando pase la pandemia, seguramente vamos a seguir realizando este tipo de acciones para otras instituciones”.

El grupo recibe colaboraciones a través del facebok “Grupo de Mujeres Solidarias”.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios