Entre la nieve y el frío, Jacobacci se adapta al cordón sanitario

Compartir

Los vecinos tuvieron que cambiar sus hábitos y adpatarse a nuevas restricciones. Actualmente la ciudad registra 36 casos activos de coronavirus.

La comunidad de Jacobacci vive momentos difíciles. El brote de coronavirus mantiene en vilo a los 12.000 habitantes que, desde hace unos diez días, ven como gran asombro y preocupación como se van suman los casos.

En la jornada de este viernes, la nieve y el frío le ponen un condimento más a un panorama sombrío que mantiene en alerta a la ciudad y gran parte de la Región Sur rionegrina.

Actualmente el registro alcanza los 36 casos activos que se suman a otros dos de mayo, con una persona curada y una fallecida. No se descarta que puedan sumarse más contagios.

Desde el jueves la ciudad esta aislada. El cordón sanitario impuesto por el Ministerio de Salud de la provincia, no permite el ingreso ni el egreso de personas. Las calles lucen prácticamente desiertas y los vecinos se tuvieron que adaptar rápidamente a circular solos algunos días, de acuerdo a la terminación del documento, y solamente de 9 a 15 horas.

“La situación es difícil la. Estamos viviendo este momentos de mucha angustia y bastante temor. Es muy triste ver el pueblo vacío. Pero tenemos que cuidarnos porque estamos en riesgo… Son demasiados casos para la cantidad de habitantes que somos. Ojala esto pueda pasar rápido” señaló visiblemente angustiada Liliana Verea.

La nueva disposición obligó a los proveedores y comerciantes a tener cambiar sus formas de entregar la mercadería. Se dispuso el aeroclub local como único lugar para la descarga de los productos que llegan desde otras ciudades, y la carga para el traslado a los comercios.

“Creo que es la mejor medida que se pudo tomar. Hay que adaptarse. Debemos hacer las cosas como tiene que ser. Estamos en un momento que debemos cuidarnos entre todos. Me parece bien la idea” afirmó Alejandro Carrizo, uno de los proveedores locales que semanalmente viaja al Alto Valle.

Esta mañana, una importante cantidad de vecinos acudieron al banco a extraer dinero. Muchos de ellos manifestaron su fastidio porque solo funciaba un cajero en el Banco Patagonia.

La multiplicación de casos y la imposición del cordón sanitario genera una mezcla de sensaciones en los vecinos. Por un lado la frustración de tener que retroceder con las medidas que se fueron flexibilizando en esta cuarentena, pero también la preocupación y necesidad que se pueda salir adelante de esta compleja situación con la mayor rapidez posible.

En este sentido, el Secretario de Gobierno del Municipio, Gonzalo Adaime sostuvo que “los vecinos están preocupados y quieren que esto se frene lo antes posible, a pasar que lo que significa volver para atrás con todo lo que se había logrado. Pero es el momento de cuidarnos más que nunca, quedarnos en nuestras casas y confiar en que la situación va a cambiar”.

El cordón sanitario fue establecido hasta el 1 de junio, pero no se descarta que pueda extenderse otros siete días si la situación no mejora.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios