“Tenía que llevarles medicamentos y atender a la gente de zona”

Compartir

El Agente Sanitario de Chipauquil, Guillermo Yanca, contó su experiencia en la Meseta de Somuncura, lugar en que pensaron que estaba perdido.

“En realidad no estaba perdido. Salí a recorrer la zona y me quedé en el campo de un productor porque se hizo de noche y era muy peligroso seguir hacia Valcheta” señaló Guillermo Yanca, el Agente Sanitario de Chipauquil, a quien los bomberos voluntarios de Valcheta fueron a buscar a un puesto de la Meseta de Somuncura, ante la información recibida que se había perdido.

Yanca salió desde el Puesto Sanitario de Chipauquil el pasado miércoles a las 9 de la mañana. Como lo hace habitualmente, utilizó su moto como medio de movilidad para ir a visitar a varios pobladores dispersos en la Meseta de Somuncura, donde realiza atención primaria de la salud.

“Tenía que visitar a varios vecinos que toman medicación porque tiene diabetes o son hipertensos. Debía llevarles medicamentos y realizarles los controles de rutina” detalló.

Guillermo Yanca trabaja desde hace muchos años como Agente Sanitario en el paraje Chipauquil. (foto: gentileza)

Es una tarea que hace habitualmente movilizándose solo y en moto. Aclaró que cuando se realizan cuando se hacen rondas programadas desde el hospital de Valcheta, “salimos con camioneta y vamos 3 o 4 personas”.

Antes de salir le dijo a un amigo que volvería a la noche o, a más tardar, durante la mañana del jueves. Sin embargo las condiciones del tiempo le jugaron una mala pasada. La zona está cubierta de nieve y el recorrido le demandó más tiempo del previsto.

Se hizo de noche y Yanca solo había podido visitar a unos pocos pobladores. Decidió quedarse a dormir en el campo del productor Sabino Mulato, con la intención de volver a Chipauquiel el jueves a la mañana.

“Amaneció nevando y lo hizo hasta el mediodía. Esperé hasta las 3 de la tarde para que se oreara un poco y salir hacia el puesto de Luis Alberto Huentelaf. De ahí mi intención era volver otra vez a Chipauquil, pero el camino estaba con mucha nieve y se me complicaba con la moto”, añadió

Pasaron las horas y la preocupación del amigo de Yanca se incrementó a tal punto que decidió avisar a la policía de Valcheta.

El hombre trabaja desde hace muchos años como Agente Sanitario en la zona y conoce cada rincón.

Es por ello que decidió tomar otro camino que baja para un paraje que se llama Nemucó y desde allí dirigirse directamente a Valcheta. Pero este lugar queda a unos 80 kilómetros de la localidad y el combustible de la moto no le iba a alcanzar para poder llegar.

“Pasé por las casas de varios pobladores pero no tenían combustible para prestarme. Hasta que llegue al puesto de ´Tero´ Alfaro. El sí tenia, pero ya era de noche y salir para Valcheta era muy arriesgado. Por eso me invitó a quedarme y así lo hice” agregó.

Rápidamente el campesino manifestó su hospitalidad y preparó la cena para compartir el Yanca. Anoche, alrededor de las 22:30 horas, desde la ventana de la casa del campo, se divisaron una luces que poco a poco iban acercándoseEra una dotación de bomberos voluntarios. Luego de cenar Yanca decidió volver con ellos hasta Valcheta.

“Fue una confusión.. mi amigo se preocupó mucho y pensó que me había perdido. Por suerte no fue así y salio todo bien” sentenció.

Fuente: Diario Río Negro.

Comentarios