Las lluvias y nevadas generan complicaciones en la Región Sur rionegrina

Compartir

La ruta nacional 23 permanece cerrada al tránsito desde ayer. Hoy se diagramó un operativo con vehículos 4×4 para poder trasladar pacientes renales a Bariloche.  Hay preocupación en el sector ganadero porque los animales no pueden alimentarse por la nieve.

Las lluvias y nevadas que se registran desde el pasado lunes generan numerosas complicaciones en la Región Sur rionegrina.

Desde la tarde la ruta nacional 23, principal vía de comunicación de la zona, permanece “cerrada al tránsito” entre Jacobacci y Dina Huapi debido a la presencia de nieve, hielo, barro y charcos de agua, situación que la torna intransitable.

En algunos sectores la nieve acumulada supera los 70 centímetros y las precipitaciones continúan.

Maquinas viales y camiones barre nieve trabajan en distintos sectores despejando la nieve. Aunque las mayores complicaciones se presentan en el tramo de ripio que une el acceso a la CNEA, y la estancia San Ramón. En la zona de La Fragua, la gran humedad ablandó el terreno generando un gran barrial, pozos y charcos de agua por donde es prácticamente imposible poder pasar.

Durante la mañana de este miércoles, desde el municipio de Jacobacci, en forma conjunta con bomberos voluntarios y un grupo solidario de Bariloche se organizó el traslado de siete pacientes renales desde Jacobacci hacia Bariloche. Dos vehículos partieron desde Jacobacci a las 7 para poder llegar a la ciudad andina antes del mediodía.

Debido al “corte” de la ruta, el traslado se había planificado en una formación del Tren Patagonico, pero a último momento se abortó y rápidamente hubo que diagramar el viaje en vehículos.

“Vamos a tratar de llegar como sea” señaló el intendente de Jacobacci, Carlos Toro quien conduce una las pick up.

El jefe comunal adelantó que “hemos alquilado un hotel en Bariloche para que los pacientes puedan permanecer allí hasta que mejoren las condiciones del tiempo y la ruta vuelve a estar transitable”.

El resto de las rutas y caminos vecinales de la región también presentan complicaciones por la acumulación de nieve y el barro.

La intensa nevada incrementan la preocupación de los campesinos. En algunos sectores, las ovejas están desde hace más de un mes sin poder alimentarse debido a que el pasto natural permanece cubierto de nieve y el ingreso a los campos es imposible.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios