Movilidad Jubilatoria: Yauhar expresó su preocupación por los haberes jubilatorios

Compartir

El gobierno nacional suspendió, en diciembre del 2019, la ley de movilidad, medida que inicialmente fue por 180 días y luego prorrogada hasta diciembre del corriente año.

La legisladora Soraya Yauhar, del Bloque Juntos Somos Río Negro, expresó su preocupación por las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional referidas a suspensión de la movilidad jubilatoria.

La parlamentaria recibió comunicaciones de jubilados y pensionados de diferentes localidades de la región sur rionegrina, donde le solicitan que interceda ante las autoridades debido a la suspensión de una norma que les era favorable.

Vale recordar que la fórmula de movilidad previsional, aprobada en diciembre de 2017, establecía que los jubilados y pensionados deberían recibir en el año 2020 aumentos que resultaban del 11,56% en marzo, del 10,91% en junio y del 9,88% en septiembre, sin diferenciar entre nivel de haberes. La movilidad abarcaba a unos 18 millones de beneficiarios en total: jubilados, pensionados, beneficiarios de Asignaciones Familiares, AUH, PUAM y pensiones no contributivas.

El gobierno nacional suspendió, en diciembre del 2019, la ley de movilidad, medida que inicialmente fue por 180 días y luego prorrogada hasta diciembre del corriente año. A partir de la suspensión de aquella medida, las actualizaciones se aplican por Decreto y  se espera que una nueva ley esté en vigencia recién en el año 2021.

La legisladora rionegrina mencionó que “Nación decretó el primer aumento para el mes de marzo de 2020, siendo el incremento del 2,3%  y una suma fija de $1.500 para aquellos que perciben el haber mínimo; cuando la aplicación de la Ley de Movilidad anterior hubiera significado un aumento de 11,56% para todas las jubilaciones y pensiones, sin importar su monto”.

Al hacer una comparación en torno a las medidas adoptadas por Nación, Yauhar señaló que “con ese primer aumento, en el caso de aquellas personas que cobraban el haber mínimo, se vieron beneficiadas con la suma fija, ya que percibieron aproximadamente 200 pesos más que los que hubieran cobrado con la aplicación de la ley. Pero los haberes máximos, se vieron perjudicados, ya que recibieron 8.044 pesos menos que lo que hubiesen surgido de la aplicación de la ley de movilidad”.

Agregó que “`para los aumentos de junio y septiembre, desde el Poder Ejecutivo se decidió otorgar un incremento de 6,12% y 7,50% para todas las categorías, respectivamente. En esos casos, todos pierden, si lo comparamos con los porcentajes que se hubieran aplicado con la ley suspendida”.

Yauhar expresó que  la jubilación mínima bajo movilidad hubiera sido en septiembre de $19.304, mientras que bajo las actualizaciones establecidas por decreto será de $18.129″.

“Somos conscientes que nos encontramos en emergencia económica, somos conscientes que la Pandemia azota al mundo y nuestro país no es la excepción, pero estamos hablando de jubilados, estamos hablando de adultos mayores, de una franja de la población a la que hoy estamos condenando, justamente en los últimos años de sus vidas”, lamentó la legisladora provincial y agregó que “día a día viven en carne propia  la  pérdida del valor adquisitivo de sus ingresos”.

Yauhar dijo: “en diciembre, al momento de suspender la movilidad jubilatoria, se les pidió una vez más un esfuerzo por seis meses y luego se prorroga la medida. Los jubilados no pueden esperar, a muchos de ellos no se les prorroga la vida como un decreto. La prueba de ello está en que son los más vulnerables ante el Covid -19”.

Finalmente expresó: “estamos hablando de sensibilidad social,  para muchos de ellos son sus únicos ingresos, porque seguramente la mayoría de los jubilados no son los que compran los 200 dólares mensuales. Los jubilados no pueden ser la variable de ajuste en el marco de la emergencia”.

Comentarios