La energía del sol llevará luz a dos parajes inhóspitos de la estepa

Compartir

Las 100 familias de Laguna Blanca y Pilquiniyeu del Limay reciben hoy un servicio acotado. La provincia instala, con financiamiento nacional, paneles foltovoltaicos para que la electricidad fluya las 24 horas del día.

Un grupo de niños de mejillas curtidas por el viento se divierte en los juegos de la plaza, en un mediodía tranquilo en Laguna Blanca, sin saber qué son esos enormes paneles que se levantan detrás, donde desde hace algunas semanas hay movimiento de gente con cascos y mamelucos blancos como si fueran al espacio.

Niños juegan a pocos metros del nuevo parque de energía solar del paraje Laguna Blanca, en Río Negro. Foto: Alfredo Leiva

En la inmensidad de la Patagonia poco habitada está por ocurrir algo que cambiará la vida de las poblaciones de Laguna Blanca y Pilquiniyeu del Limay, porque posiblemente en un mes más, cuando se terminen de instalar los paneles solares del nuevo parque de energía renovable, podrán tener electricidad las 24 horas.

El cambio no parece ser radical para los pobladores que miran con indiferencia lo que ocurre. Pero en realidad son las dudas que genera y los fracasos del pasado que hacen que mantengan una expectativa moderada con la posibilidad de tener luz todo el día, sin restricciones horarias como ocurre hoy.

Actualmente en ambos poblados de la Región Sur rionegrina, que suman entre ambos unas 100 familias, hay energía desde las 8 hasta la medianoche, con una cobertura total de 16 horas. El sistema es manual: un operario enciende y apaga el equipo de generadores que se abastecen por GLP (gas licuado de petróleo) y la provincia cada mes garantiza la recarga de los tubo de almacenamiento. 

Bautista Juan Huenchual (comisionado) e Iván Cayumán (instalador de paneles) en Pilquiniyeu del Limay. Foto: Alfredo Leiva.

Este sistema actual está desde hace varios años. Pero antes de 2012 solo tenían 4 horas de electricidad al día. Luego vino una experiencia fallida con paneles solares que funcionó poco más de un año y en 2014 pasaron a depender del gas licuado para generar energía, según recuerda Margarita Varnes, comisionada de Fomento de Laguna Blanca.

“La gente viene pidiendo desde hace años tener luz las 24 horas, cuando teníamos solo 4 horas y había un sistema con gasoil, a veces nos quedábamos sin luz porque había que ir a buscar el combustible a Jacobacci”, recordó la mujer que está al frente del pueblo de 120 habitantes desde hace 8 años.

Margarita Varnes, comisionada de Fomento de Laguna Blanca. Foto: Alfredo Leiva

Para Varnes la generación de electricidad todo el día va a ser “un cambio para la población que va a poder tener su freezer o heladera funcionando todo el día y también para los negocios con el tema de los lácteos y la carne”.

Margarita Lincopán, que tiene una despensa a pocos metros de donde se instala el parque de energía solar, espera que sea bueno el cambio, aunque no se queja del sistema actual: “Con el freezer resisten las cosas porque son solo unas horas apagado”, relató desde su pequeño comercio que tiene un cartel luminoso con la inscripción “abierto”. Otros en el pueblo dicen desconocer qué va a pasar, pero le dan la bienvenida siempre que sea mejor.

Margarita Lincopán en su despensa espera tener electricidad las 24 horas. Foto: Alfredo Leiva

En este poblado de 59 familias, ubicado a unos 65 kilómetros de Comallo, la empresa SYR instala 36 paneles solares para generar 10 kW y se acondicionaron 6 aerogeneradores que ya existían, pero no funcionaban, con capacidad para producir 2 kW cada uno. Con este aporte esperan suplir el sistema de generadores con gas, aunque permanecerá conectado para que de manera automática se enciendan los motores de ser necesario.

En Pilquiniyeu del Limay, otro paraje ubicado a 40 kilómetros de Laguna Blanca, también hay operarios montando los paneles. La estructura a simple vista es más grande, aunque la población es más chica, con 45 familias. El tema en esta localidad es la alta demanda de electricidad que tiene el sistema de bombeo de agua para las viviendas, que insume entre un 30 y 40% de la generación de energía.

Acá trabaja la empresa Comercial y Energía SRL de Jacobacci, que instala el equipamiento para generar una potencia de 40 kW con 93 paneles solares y un sistema automático para encender los generadores viejos, en caso de alta demanda.

“La gente pedía el tendido eléctrico y a pesar de muchos reclamos nunca llegó”, recordó el comisionado de Fomento, Baustita Juan Huenchual, quien rememoró las paradojas de este poblado que fue relocalizado en la década del ’80 de la costa del río Limay, cuando las casas quedaron tapadas por el agua del embalse de Piedra del Águila, creado para producir energía hidroeléctrica.

Ahora esperan con ansias que el sol les aporte la energía que necesitan para tener de manera ininterrumpida la electricidad.

Los niños de Laguna Blanca juegan en la plaza, cerca de los paneles solares. Foto: Alfredo Leiva

Renovable y limpia


La energía solar es uno de los sistemas de energías renovables que están en auge. Su proceso implica absorber la energía que proporciona el sol todos los días, aun cuando hay nubes que lo tapan.

“El panel solar hace lo mismo que una hora de una planta, en el proceso de fotosíntesis, pero con una eficiencia del 20%, resumió el ingeniero Iván Cayumán, referente de la empresa Comercial y Energía SRL que realiza la instalación en Pilquiniyeu del Limay donde se colocan 93 nuevos paneles en una orientación norte y a 40° de inclinación, para recibir la mayor cantidad de rayos del sol posibles.

Iván Cayumán, de Comercial y Energía SRL, la empresa que instala los 93 paneles en Pilquiniyeu del Limay. Foto: Alfredo Leiva

Los paneles, que mayoritariamente son de tecnología alemana, tienen resistencia a todo tipo de inclemencias meteorológicas, incluso heladas severas y nevadas, habituales en esta zona inhóspita durante los meses de invierno.

Para el ingeniero eléctrico Sebastián Wasserman, de la empresa de Bariloche SYR, que instala el sistema en Laguna Blanca, “toda luz solar es buena por más que haya viento o esté nublado, siempre inyecta energía”. Además, en este poblado se combinará el sistema solar con el eólico mediante los aerogeneradores que fueron acondicionados y puestos a punto para generar energía con el viento.

En ambos casos se genera energía e inyecta a una red aislada de manera automática y con monitoreo digital, y llega a los hogares sin costo para la gente. Hoy están en etapa de montaje y cableado, y se estima que para fin de mes estén funcionando los dos parques de energía solar.

La energía renovable cambia hábitos y modalidades del uso de la electricidad para hacerla más eficiente y racional”.

Iván Cayumán, ingeniero a cargo de la instalación de paneles solares en Pilquiniyeu del Limay.

Un proyecto ambicioso


En el 2016 la provincia decidió poner el foco en los parajes rurales donde no llega la red eléctrica. Son 16 en total y con características muy distintas porque hay parajes de pocas casas, otros que se reducen a una escuela rural y un puñado de viviendas alrededor, y otros con poblaciones más grandes.

Osvaldo Svampa, del área de Generación Aislada de Transcomahue, tiene a cargo este desarrollo que se financia con el programa nacional Energías Renovables en Mercados Rurales (permer).

En Laguna Blanca habrá energía solar y eólica con aerogeneradores. Foto: AlFredo Leiva

Desde fines de 2016 se viene regularizando la generación de energía en lugares a donde no llega Edersa, mejoramos los generadores por GLP que había, se sumaron otros, se hicieron centrales térmicas, líneas de distribución y alumbrado público con Led en todos los parajes donde antes había uno o dos postes en las calles”, relató Svampa.

Así se llegó a este proyecto de mejorar el abastecimiento para Pilquiniyeu del Limay y Laguna Blanca, financiado por Nación, con una inversión de 15 millones de pesos.  

Atrás de los nuevos paneles, permanecen los tubos de gas GLP con los que actualmente se brinda electricidad en Laguna Blanca. Foto: Alfredo Leiva

Svampa admitió que años atrás se hizo una primera experiencia con paneles solares y generadores eólicos, pero no se realizó mantenimiento y las baterías se dañaron. Por eso ahora parte de la inversión fue para comprar baterías nuevas y recuperar la estructura existente, aunque la mayor parte de los parques en los dos parajes es completamente nueva.

En otros poblados, como Chacay Huarruca y Cañadón Chileno, se hicieron sistemas de distribución en viviendas cercanas a las escuelas rurales, que tuvieron también una inversión de nuevos alimentadores fotovoltaicos.

Además se concretaron 473 instalaciones de paneles con servicio simple en hogares rurales a través del Permer, pero hubo un problema con la contratista extranjera y se cayó ese programa que en Río Negro aspiraba a llegar a 1.770 viviendas rurales que están completamente aisladas.

En los planes de Transcomahue está ahora la concreción de una mini red de electricidad para Naupa Huen con un sistema híbrido de paneles solares y aerogeneradores, y esperan que Nación retome el programa Permer para continuar llevando energía renovable a los hogares dispersos en la estepa.

Población

59familias habitan Laguna Blanca, el paraje ubicado ala vera de la ruta provincial 67, a unos 65 kilómetros de Comallo.45familias componen Pilquiniyeu del Limay, situado a 110 kilómetros de Comallo.

Fuente: Diario Río Negro (Soledad Maradona/Alfedo Leiva)

Comentarios