Río Negro restringirá la circulación nocturna, con horarios regionales

Compartir

La norma se conocerá mañana, pero se limitará la circulación entre la 1 y la 6. Solo personal esencial. Previo pedido de intendentes, algunas ciudades -como las turísticas- sería a partir de las 2.

Río Negro restringirá la circulación nocturna aunque habrá horarios regionales, generados en los requerimientos de los intendentes.

La clausura general seria de 1 a 6, sin ninguna actividad, pero las limitaciones se iniciarían a las 2 en los destinos turísticos.

La norma provincial –que se formalizaría  mañana- tiene aún ciertos puntos en debate en el seno del gobierno de Arabela Carreras, a partir de las solicitudes iniciales de los intendentes. Por ahora, verbales. Las notas hoy serán enviadas a la Provincia.

Hay si una definición: existirá plena restricción de circulación, con la única excepción del personal “esencial”. Queda precisar su horario, incluso si la norma lo fijará, aunque la posición mayoritaria ya delineada por los intendentes concluiría con un cese actividad entre la 1 a la 6. Es posible, también, que la administración provincial asigne un tiempo de traslado para los trabajadores.

 Habrá otra hora de cese en algunos municipios, pues el gobierno comprometió esa posibilidad para los que lo requieran. Se considerarán los “aportes y pedidos de los intendentes” fue la conclusión del  zoom que el jueves realizó  Carreras con los mandatarios locales.

 “Como el presidente (Alberto) Fernández, la gobernadora dejará la decisión y la responsabilidad a los municipios”, advirtió ayer un jefe comunal partícipe de esa videoconferencia. “Nadie quieren poner el gancho”, reafirmó otro. “Hay una diferencia, pues Arabela  autoriza pedidos municipales”, opinó un intendente oficialista, aludiendo a que Nación se desentendió directamente de las medidas.

Vale una aclaración: el zoom se cumplió con un escenario donde se preveía que Nación fijaría horarios en el cierre nocturno y, finalmente, no fue así. Aquella no era una especulación, Carreras relató lo planteado por el presidente a los gobernadores donde se evaluaba limitaciones a partir de las 23 o de las 0.

Ante los intendentes, la mandataria se movió entre su respeto a las pautas del gobierno nacional y su atención en la actividad económica. Eso anticipaba su idea de una flexibilización, especialmente en regiones turísticas.

Los jefes locales enseguida expresaron su resistencia al cierre a partir de las 23 y, en todo caso, se insinuaron con la medianoche. El cipoleño Claudio Di Tella se concentró en la 1 al argumentar que el peligro de los contagios no está en los comercios.

 Esa hora de corte comercial no significa ninguna modificación con la actualidad.

La mirada turística fue liderada por el sanantoniense Adrián Casadei, relatando que la actividad nocturna en las playas se inicia después de las 22 y concluyó que las limitaciones no podían empezar antes de las 2, encuadrándolas en el cese de la circulación por encima del debate de la actividad económica.

Gustavo Gennuso se quedó evaluando ese límite de las 2 para Bariloche (como rige actualmente), y lo mismo Bruno Pogliano para El Bolsón. Ambos hablaron después y, también, lo hicieron con Casadei, procurando una determinación turística conjunta.

En el zoom, el viedmense Pedro Pesatti propició un único horario en Río Negro. Lo hizo al advertir que la flexibilidad costera de Casadei volvería a incomodarlo con nuevos reclamos de los comerciantes viedmenses, especialmente los del balneario El Cóndor.  Renzo Tamburrini, por Playas Doradas, se inclinaría por dos semanas a partir de la 1 para después pasar a las 2, con un previo monitoreo sanitario.

En cambio, la roquense María Emilia Soria defendió las particularidades de cada ciudad y lo suyo derivó en el pedido de “mayor control en los encuentros sociales”, con un reclamo a la gobernadora  para intensificar la actividad policial.

Además, insistió -como otros intendentes- en un mayor compromiso judicial. El traslado de la inquietud al Poder aludido quedó en manos de la secretaria de Seguridad y Justicia, Bettiana Minor.

Miradas a la Justicia y los padres

El control del cese nocturno fue tema recurrente en la reunión con los intendentes, especialmente por la participación policial y la actuación judicial.

Se analizó además el aporte de fuerzas federales, que luego se simplificó ya que la norma de Nación habilitó esa presencia  frente al pedido provincial, que Río Negro formalizó.

En cambio, la mayor inquietud estuvo en la labor judicial. La roquense Soria repitió su petición de un protagonismo superior de ese Poder, pero no fue la única.  Entre varios, el cipoleño Di Tella relató que sus inspectores y las policías localizaron encuentros clandestinos pero se quedaron esperando el arribo judicial en las puertas de los domicilios.

Otra intervención de Di Tella se focalizó en la responsabilidad de los padres y reclamarles por las “juntadas” de los menores. Ese enfoque del cipoleño se originó cuando Carreras adelantó que la provincia lanzaría la campaña de concientización orientada a los jóvenes.

“Sus padres, muchos comerciantes, después reclaman que no se cierre”, asintió un jefe comunal.

Empresarios, con apoyos y con temores

Ayer fue el turno empresarial, con la participación de las cámaras turísticas y la Federación de Entidades Empresariales (FEERN).  Se coincidió en la necesidad de limitar la circulación nocturna y en el origen de los brotes en las reuniones ajenas a la actividad comercial, que tiene protocolo.

Los privados pidieron que el cierre de negocios no se diera hasta las 2, incluso llegando a las 3 en los centros turísticos.

La gobernadora Carreras habló de alentar espacios regulados para las actividades callejeras y tener un fuerte control en la noche. Los empresarios evaluaron de “positiva a la reunión” y plantearon otros “espacios para elaborar más soluciones”.

Fuente: Diario Río Negro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios