Ángela Alarcón firmó la primera escritura de la Ley Pierri en Río Negro

Compartir

La Gobernadora Arabela Carreras, presidió este lunes en Bariloche el acto de firma de la primera escritura de la Ley Pierri en Río Negro y anunció que a partir de este paso «se entregarán muchísimas escrituras en los próximos meses».

Se trata de una Ley Nacional de regularización de títulos de terrenos, que en Río Negro está en manos del IPPV, y esta primera escritura fue firmada por la flamante titular Ángela Alarcón y el abogado del instituto de vivienda en Bariloche Juan Pablo Álvarez Guerrero.

“Llegar a la firma implica un procedimiento difícil de ejecutar, pero hemos puesto un equipo de trabajo especial para lograrlo en toda la provincia y finalmente completamos el programa con el acceso a la titularidad de la tierra que establece la Ley”, señaló Carreras.

Agregó que la primera escritura “significa que el procedimiento funciona y que en conjunto con los municipios vamos a poder entregar muchísimas escrituras en los próximos meses”.

“Es un aspecto más que completa el trabajo que estamos haciendo para el acceso a la propiedad de la tierra. Trabajamos con el programa Suelo Urbano para que las familias puedan adquirir un terreno a bajo costo y acorde a su poder adquisitivo, y también avanzamos en nuevos planes de vivienda, para lo que hemos presentado planes a Nación y estamos distribuyendo esas viviendas en la provincia”, sostuvo la Mandataria.

El intendente Gustavo Gennuso repasó el “muy complicado” proceso que desembocó en la primera firma y destacó la “decisión política de Arabela y su equipo, ya que dispuso que esto es prioridad, puso personal a disposición y toda la potencia para que salga adelante”.

Ángela Alarcón, la vecina barilochense que firmó emocionada la primera escritura, expresó su sorpresa ante la llegada del ansiado título de propiedad y recordó que empezaron los trámites en 2012.

“Nos cambia toda la vida. Luchamos mucho por esto, mi marido es el que empezó y presentamos todos los trámites que nos fueron pidiendo. Mis hijos eran chiquitos cuando empezamos y ahora el mayor tiene 24. Pasamos a ser dueños de lo que teníamos, estamos felices y contentos, es una alegría enorme para nuestra familia”, expresó.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios