Se desarrolla con éxito el programa Mi Huerta en Comallo

Compartir

Treinta familias construyeron sus invernaderos y empiezan a cosechar las primeras verduras y hortalizas.

La producción de verduras y hortalizas bajo cubierta arroja resultados muy positivos en Comallo.

A través de una iniciativa de la Secretaría de Producción, en el 2020 comenzó a diseñarse el programa Mi Huerta y el 5 de octubre de ese año tuvo su inicio formal. Hoy, a cuatro meses, de la puesta en marcha, y con el programa en pleno desarrollo, los frutos comienzan a verse con creces.

El programa fue pensado para que cada familia pueda autoabastecerse con verduras y hortalizas frescas y poder promover la feria de horticultores locales.

En este sentido, desde la Secretaría de Producción se promovió con la compra de semillas de distintas variedades (lechugas, tomates, zanahorias, habas, arvejas, rabanitos y acelgas), y se formó un banco de semillas.

“Luego se armó un kit que les fue entregado a cada huertera/os, sin costo. También se les facilitó la compra de nylon para invernadero al cual podían acceder en cuotas a precio de costo” detallaron desde el área de Producción municipal.

Las mismas fuentes agregaron que el programa fue impulsado por una promotora municipal que visitó los hogares y relevó las herramientas que tenía cada familia, cerramiento, agua para riego, tipo de suelo, estructura para el armado del invernadero.

Al mismo tiempo se comenzó a trabajar en el invernadero del vivero local que fue usado como centro principal acopio y distribución de semillas.

“Al día de hoy fueron entregados 90 kit de semillas y aproximadamente 200 m de nylon de 150 micrones, de 7,20 m de ancho distribuidos en 30 familias que armaron invernaderos de distintas medidas. Entre ellos de 3m de ancho por 6 mts. de largo, hasta unos un poco vecinos, los más ambiciosos, construyeron de 12 m de largo. Además el huertero/a tenía la opción de pagar al costo, hasta en 5 cuotas a un precio de $ 450 el metro” detallaron.

Tanto los kits, como el nylon fueron entregados previa visita y evaluación de cada previo donde iba a ser construida la quinta o invernadero. También hubo un compromiso desde el municipio de realizar visitas periódicas de la promotora a las huertas para sugerir o aconsejar sobre manejos que mejoren la producción.

“El acertamiento de los vecinos es muy bueno, se logró una ida y vuelta de experiencia y hasta intercambio de plantines” sentenciaron.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios