Quinteros: “coincido con la gobernadora. El FdT busca rédito político en las obras nacionales”

Compartir

El intendente de Ramos Mexía, admitió que vivió un episodio con una funcionaria nacional cuyo desenlace, “no entendió”.

“Coincido con la gobernadora. No hay un trato igualitario de los funcionarios nacionales con aquellos municipios que no somos del mismo signo político” señaló el intendente de Ramos Mexía, Nelson Quinteros (PS), al referirse a los dichos de Arabela Carreras sobre el encuentro organizado por el senador Martín Doñate (FdT) entre intendentes peronistas y ministros nacionales que dejó afuera al resto de las fuerzas políticas.

El jefe comunal detalló que, si bien logró canalizar algunos proyectos ante el gobierno nacional a través del programa Argentina Hace, reconoció que vivió una situación cuyo desenlace no entendió.

En este sentido, sostuvo que hace unos meses, luego de contactarse con la senadora Silvina García Larraburu, quien le abrió las puertas para que pueda canalizar un proyecto ante el programa Municipios de Pie, una referente de la provincia ante el gobierno Nacional lo llamó y ante una consulta sobre la distribución de fondos, nunca más volvió a contactarse con él.

“Encontramos un municipio sin parque automotor y queríamos conseguir recursos para comprar un camión compactador de basura. Y la senadora García Larraburu nos abrió una puerta importante para que podamos canalizar el proyecto” sostuvo y agregó que posteriormente lo llamó la Coordinadora de la Subsecretaría de Relaciones Municipales de la Secretaría de Municipios del Ministerio del Interior para la Patagonia, Ana Marks, quien le solicitó un presupuesto.

“Lo conseguimos en Córdoba. El camión que necesitábamos estaba valuado en U$s 90.000. Cuando enviamos el presupuesto Ana Marks nos dijo que Ramos Mexía solo tenía asignado un monto de $ 5 millones. Entonces le pregunté cual era el criterio para distribuir los fondos, por veíamos a municipios similares al nuestro, como el de Sierra Colorada, le había dado 15 millones para hacer cordón cuneta y veredas… Nunca más me llamó” afirmó Quinteros.

El jefe comunal lamentó el episodio y admitió que castigó al pueblo de Ramos Mexía. En este sentido añadió que desde que se reinstauró la Democracia, en 1983, la comunidad de Ramos Mexía siempre apoyo a los distintos gobiernos peronistas que tuvo el país.

“En las elecciones nacionales, en nuestro pueblo siempre ganó el peronismos. Por eso me extraña mucho que los referentes rionegrinos tengan esas facciones para con la comunidad de Ramos Mexía”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios