Compartir

Desde el municipio de Comallo se elevó un pedido a Vialidad Nacional por distintos sectores que hoy presentan serias falencias, y ante la inminencia de la temporada turística.

El pésimo estado que presentan algunos tramos de ripio de la ruta nacional 23, entre Jacobacci y Dina Huapi, genera malestar en vecinos del centro oeste de la Región Sur rionegrina donde esta ruta es la principal vía de comunicación para poder llegar a Bariloche por consultas médicas, trámites judiciales u otras necesidades.

Si bien en los 200 kilómetros que separan a Jacobacci con Dina Huapi, varias empresas trabajan muy buen ritmo en la pavimentación, esta ruta tiene todavía distintos tramos de ripio -unos 60 kilómetros- que presentan muchas dificultades para ser transitados con normalidad y sin exponer a los vehículos.

La falta de humedad, el calor, el viento, un mantenimiento que debería hacerse con mayor asiduidad y el incremento del tránsito, repercuten negativamente en una traza de ripio que actualmente combina piedras, pozos, serrucho, cortes y guadales.

Los tramos de ripio presentan piedras, cortes, serrucho, pozos y guadales. Foto: José Mellado.

Ante esta situación y la necesaria conexión entre Comallo con San Carlos de Bariloche, llevó al intendente de la localidad de la Región Sur, Raúl Hermosilla (JSRN) a elevar un pedido al Jefe del Distrito 20 de Vialidad Nacional, Gustavo Casas, para que arbitre los medios para mejorar la traza.

LEER  Maquinchao, Comallo, Pilcaniyeu y Jacobacci sumaron "Más Cultura"

“Nuestro pedido está basado en el gran deterioro que está sufriendo la ruta en este momento ante el alto tránsito de vehículos y la necesidad que tenemos los pobladores de la región de utilizar esta vía de comunicación tan importante, no solamente para trámites personales y conexión con las ciudades de Bariloche y Jacobacci, sino para derivaciones de Salud Pública” señaló el jefe comunal.

Por su lado, el director de Comisiones de Fomento, Ramiro Fuentes Vivanco, quien debido a su función debe recorrer en forma permanente esta ruta, manifestó su preocupación. “Pasamos por Jacobacci y Picaniyeu y vemos campamentos hermosos y maquinarias que debería estar trabajando en la ruta. Nos sabemos si no lo hacen por falta de presupuesto o cual es la razón. Estamos entrando a un época donde tránsito entre la cordillera y el mar se incrementa considerablemente por cuestiones turísticas, y tenemos una ruta que no da garantías para ser transitada con normalidad” señaló.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios