El hombre que fue encontrado en la Meseta de Somuncura se recupera favorablemente

Compartir

Estuvo seis días perdido en una zona inhóspita y de difícil acceso. Se encuentra internado en el hospital de Maquinchao.

Marcelo Pelliza se recupera favorablemente en el hospital “Dr. Orencio Callejas”, según informaron fuentes vinculadas a ese centro de salud.

El hombre, de 59 años, estuvo perdido durante seis días en la Meseta de Somuncura y, fue encontrado durante la tarde de este jueves, por un grupo de rescatista que restrillaba la zona.

Algunos de los rescatistas que participaron de la búsqueda. Foto: gentileza.

Su hallazgo se produjo alrededor de las 18:35 a unos 30 kilómetros al sudeste del puesto de Juan Cayupán, lugar desde el que había salido el pasado sábado a la mañana, junto a dos perros y un rifle, con intenciones de cazar algún animal de la fauna silvestre del lugar.

A partir de allí se montó un operativo para poder trasladarlos hacia Maquinchao. La zona en la que se encontraba, a unos 210 kilómetros de Maquinchao, es de difícil acceso debido a la compleja geografía del lugar y a la inexistencia de caminos.

En una dotación integrada por bomberos voluntarios, agentes policiales y de Defensa Civil, acompañados por baqueanos del lugar, comenzaron a trasladarlo hacia la zona de El Caín. Desde este paraje partió a su encuentro una ambulancia de Maquinchao.

La ambulancia llegó con Pelliza a Maquinchao a las 2:45 de hoy. Foto: Gentileza.

El vehículo de Salud arribó con Pelliza al hospital “Dr. Orencio Callejas” alrededor de las 2:45 de hoy. Numerosos vecinos se acercaron al hospital para recibir a los rescatistas con aplausos y muestras de agradecimiento. Las mismas fuentes agregaron que al momento de ser encontrado el hombre evidenciaba signos de deshidratación y cansancio. «Al ingreso del nosocomio se le realizaron distintos estudios y quedó internado en observación” añadieron.

Seis días perdido en el medio de la nada

El sábado a las 9, Marcelo Pelliza salió desde el puesto de Juan Cayupán, ubicado a unos 180 kilómetros al sudeste de Maquinchao, con dos perros -uno suyo y el otro de Cayupán- y un rifle con intensiones de cazar algún animal de la fauna silvestre.

Pasaron varias horas y al no regresar, Cayupán salió a buscarlo. Pero anocheció y no pudo continuar la búsqueda. . Al otro día, desde la primeras horas de la mañana, personas que se encontraban en ese campo, volvieron a recorrer la zona en su búsqueda. Pero la lluvia caída durante la noche, había borrado todas las huellas.

Durante casi toda la jornada recorrieron una amplia zona, pero no pudieron encontrarlo. El lunes temprano, por medio de una radio BLU, Cayupán informó al cuartel de Bomberos Voluntarios y a la Unidad 25 de Policía de Maquinchao.

A partir de allí se montó un operativo para “rastrillar la zona”, al que se sumaron personal de Bomberos Voluntarios y policía de Los Menucos, Defensa Civil y “baqueanos” de la zona.

La geografía y la tipografía de la zona fue un obstáculo muy difícil de sortear para una búsqueda que se realizó con personas a pie, a caballo y también con un avión de Defensa Civil. La zona es muy amplia y el terreno es muy pedregoso. Unir los 184 kilómetros desde Maquinchao hasta el puesto de Juan Cayupán demanda un tiempo estimado de cinco horas y se debe realizar con un vehículo 4×4.

Pasaban los días, la preocupación y en cansancio se incrementaba cada vez más en los rescatistas. Ayer alrededor de las 18:35 el Pelliza fue encontrado con vida.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios