Compartir

Buscan frenar los ataques de perros a las majadas y a los vecinos.

El municipio de Maquinchao, junto a otras instituciones, puso en marcha un plan de control canino con el objetivo de evitar que el grave daño que causan en las majadas de campos cercanos a la localidad.

Desde hace unos años, la población canina creció en forma desmesurada y se tornó incontrolable. Algunas familias tienen un elevado números de mascotas y, ante la imposibilidad de poder mantenerlas correctamente, los perros salen a buscar comida a los campos cercanos. Desde febrero hasta la fecha, los campesinos han denunciado la matanza de cientos de ovejas y reclamado a las autoridades una urgente intervención. También algunos vecinos han sufrido ataques de perros en la vía pública.

Desde febrero en daño de los perros en las majada ha crecido en forma desmesurada. Foto: gentileza.

En este sentido, la intendente Silvina Frías, reconoció que “el problema de los perros” en los campos siempre existió, aunque admitió que “este año se agravó”.

El municipio, en forma conjunta con los ministerios de Producción y Agroindustria y de Salud, el Ente de Desarrollo de la Región Sur, el grupo local Defensores de Mascotas, la Sociedad Rural, Cooperativa Ganadera y productores independiente, avanzaron en la implementación de plan que permita controlar la super población canina que tiene Maquinchao e ir minimizando de a poco este flagelo que afecta a numerosos campesinos. Hace unos días referentes de estas instituciones se reunieron para ponerlo en marcha.

LEER  Intendentes de JSRN reconocen el acompañamiento de la Gobernadora y legisladores Nacionales

La jefa comunal detalló el 5 y 6 de julio se iniciará un operativo de castraciones de perros y perras, a cargo de los médicos veterinarios Daniel Araya y Oscar Díaz García, ambos de Salud Ambiental, con una primera intervención en los barros de mayor densidad de mascotas e incluirá unas cien castraciones gratis.

Se le sumará un censo canino, que incluirá el otorgamiento de un carnet por cada perros o perras a su propietario y un tatuaje identificatorio en la oreja de cada can. También, desde el Concejo Deliberante se trabaja en la elaboración de una ordenanza al respecto y se desarrollará una campaña de concientización sobre tenencia responsables de mascotas.

“La superpoblación de canes es un problema serio que tenemos que nos preocupa y nos ocupa. Estamos convencidos que solo con castraciones controladas, con una ordenanza o con un censo no lo vamos a erradicar. Tiene que ser un abanico de acciones que tengan continuidad y también deben existir responsabilidad en los propietarios. Si no hacemos algo serio, en poco tiempo más vamos a tener jaurías haciendo daños en los campos” sentenció Frías.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios